Analistas

Vamos a tomarnos unos buenos tragos

GUARDAR

A menudo encontramos las bebidas alcohólicas como actores activos en la historia de la humanidad y en cada uno de los hitos que han marcado el curso de las relaciones sociales.  Los licores han estado presentes siempre en los momentos alegres y también en los no tan memorables, acompañándonos en cada pasaje de la vida y, en muchos casos, cambiando el rumbo de cada circunstancia. 

Ahora que vivimos en el mercado de la innovación, cientos de nuevos productos salen al mercado cada año queriendo conquistar a los consumidores con propuestas y experiencias nuevas. Cada categoría en el inmenso mundo de los licores encanta con sus sabores, sus colores y busca esa esencia que la hace única. 

La industria de bebidas alcohólicas en Colombia se enfrenta hoy a una fuerte competencia por la oferta de productos que llegan de otros países. Todos trabajamos por enriquecer esa vitrina y apoyamos con fuerza en su difusión. Por fortuna, estamos viendo cómo las inversiones publicitarias para llevar las campañas de licores a todos los rincones, se ven marcadas en la actualidad por la promoción de un consumo responsable de alcohol. 

El compromiso de educar a los consumidores de estas bebidas se ha hecho cada vez más consciente en quienes las producimos y hemos incluido en nuestra agenda la importancia de enseñar  el arte del buen beber y cómo disfrutar de la vida sin problemas. 

Vinculaciones a campañas de inteligencia vial, comerciales de televisión, vallas y activaciones en sitios de rumba invitando a cuidarnos y ser moderados al momento de beber, hablan de la buena intención y la nueva mirada que como empresarios le estamos dando al tema. 

Es fundamental que este esfuerzo de varias empresas del sector se dé conjuntamente para lograr resultados que impacten de forma especial a los públicos más jóvenes, pues la construcción de una sociedad inteligente, más educada y  coherente debe partir desde todos. 

Sin embargo, la Responsabilidad Social Empresarial debe trascender más allá de lograr que los consumidores de una marca mejoren la percepción que tienen de ella. El valor real de las estrategias  de RSE está en cambiar posturas y actitudes  frente a algo y buscar el bienestar de la sociedad. 

El reto que se nos plantea es cambiar la forma como los colombianos se acercan a los licores. Las bebidas con alcohol son producto de una invención para generar emociones, exaltar sentimientos y compartir con otros. La tarea personal está en que cada uno defina hasta dónde puede llegar. 

No queremos que nuestros jóvenes (mayores de 18 años) asistan a una sola fiesta, queremos que puedan vivir muchas fiestas más con respeto, tolerancia y coherencia en sus actos.

 Sabemos que esa evolución en la forma de pensar que tenemos de herencia, se da en el ejemplo. 

Vivimos momentos de cambio y es la oportunidad para empezar a entender las bebidas alcohólicas desde otra perspectiva, desde la emoción, la alegría y el compartir buenos y agradables ratos. Hay un llamado latente, es hora de que aprendamos a ser BUENOS TRAGOS. 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés