.
Analistas 12/09/2022

Crecimiento, inclusión y pobreza

Diego Gómez
PhD, Profesor EIA, Director ECSIM

Sin un proceso de crecimiento continuo de al menos 6% en una década, ni superamos la pobreza ni generamos inclusión social. Los indicadores son simples. Una sociedad incluyente requiere un Gini menor a 0,4, pero para que además esa sociedad haya superado la pobreza, ese indicador requiere que el ingreso per cápita sea superior a US$14.000 año en precios de paridad de adquisición (PPA). Esto es simplemente una identidad matemática, la relación de esa dupla de indicadores, Gini e ingreso per cápita, establece si el que el decil de menor ingreso alcanza a superar el umbral de pobreza. (Gómez, Colombia 9000.3, 2005)

Vamos por partes. El Gini expresa algo más inteligente que la simpleza convencional de que hay unos ricos que tienen mucho. El Gini en esencia revela que hay un segmento de población que no genera ingresos suficientes. La razón fundamental es que no tienen una actividad económica suficiente. Por ende, la solución es generar expansión de la economía vía más empresas en calidad, tamaño y en cantidad. El Gini se precipita por debajo de 0,4 cuando la población de bajos ingreso se integra a la generación de bienestar, por esto es que se requiere de más empresas capaces de generar más empleo formal. Esto es lo que llamamos crecimiento incluyente. Cabe decir, todo decrecimiento es excluyente.

El nivel de ingreso per cápita está asociado a los bienes y servicios que el país sabe hacer. Esto se observa con el Índice de Complejidad Económica (ECI) del Banco Mundial. Los países agrícolas con ECI menor de 0,1 generan poco valor…está en menos de US$4.000. Los de países con capacidades industriales tienen un ECI de cercanos de 0,5 e ingresos alrededor de US$7.000, allí esta Colombia. Solo se destacan dos economías con alta participación industrial y alto ingreso, Alemania y Corea, que hacen bienes altamente sofisticados.

Los demás son exportadores de mano de obra barata, como México. Los países con mayores ingresos tienen sectores altamente generadores de valor, como banca, medicamentos, TICs, con ECI que superan los valores de 2. Superar la pobreza requiere de una dinámica de innovación que trasforme el nivel de complejidad de la economía.

Construir bienestar e inclusión requiere crecer. Colombia consume 1.380 Kwh año de energía eléctrica. Noruega consume 23.000 Kwh per cápita año. Una Colombia que supere la pobreza requerirá al menos triplicar su consumo de energía. Un mundo sostenible requiere que países como Suecia, el país de Greta Thunberg, moderen su consumo de energía. Este comportamiento se replica en todos los demás renglones de consumos energéticos y de materias primas.

Lo anterior se refleja en un indicador, 78% de la población mundial consume por debajo del estándar adecuado, es decir la población necesariamente va a aumentar sus consumos en la medida que superemos la pobreza, ojalá sin llegar a los nivele de exceso consumo de los países de alto ingreso. Estos países con altos consumos tienen el reto de modificar sus comportamientos y hábitos, no es tan simple como decrecer, se trata de trasformar sus modelos de vida, lo que seguramente no significan ni decrecimiento económico ni reducción de la calidad de vida.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA