.
Analistas 09/02/2022

Saneamiento fiscal

Cuando hablamos de salud fiscal en Colombia, no podemos pasar por alto la ley de inversión social 2155 del 2021 planteando cambios interesantes en materia de tributación, busca dinamizar la economía sin dejar de lado la crisis pandémica y un paro nacional en el que tuvo un efecto mucho más nocivo que el mismo covid-19.

Esta reforma presenta 65 artículos con diversas modificaciones entre ellas la tarifa general del impuesto de renta de las personas jurídicas, recortes del gasto público, subsidios para los colombianos, incentivos para el fomento de la creación de empresas y la vinculación laboral. Entre las exenciones de beneficios tributarios emite: exención del impuesto nacional al consumo en los restaurantes, exención transitoria para servicios de hotelería y turismo extendiéndose hasta el 31 de diciembre del 2022 y extensión de la exclusión de IVA en los incentivos de premio inmediato de juegos de suerte y azar.

Esta misma reforma fiscal establece dos objetivos centrales con el fin de recaudar y sanear la salud fiscal. El primero, es el aumento de la tarifa del impuesto de renta de las personas jurídicas del régimen ordinario a 35% a partir del primero de enero del presente año, y el segundo, pretende generar la normalización de los evasores que aún no declaran activos a enero de 2022.

En un informe detallado realizado por PricewaterhouseCoopers refieren ocho puntos claves para entender esta presente reforma tributaria proyectada para 2022. En él se establecen aspectos importantes que coadyuvan a la economía a dar un impulso frente a la crisis generada por el paro nacional de 2021, destacándose el incentivo tributario para las empresas con economía naranja; exenciones especiales a los días sin IVA para ser establecidos de manera anual mediante decreto; el mismo apoyo a empresas afectadas por el paro nacional, incentivos para el pago oportuno de los impuestos, y por último, el incentivo para la creación de nuevos empleos.

El saneamiento fiscal y tributario de la presente reforma enfrenta un gran reto electoral en 2022, el panorama puede cambiar con respecto al nuevo presidente teniendo en cuenta que hay candidatos que apoyaron el paro nacional y que recrudecieron la crisis económica desabasteciendo y devastando el país, aumentó el desempleo y llevó muchas empresas a la quiebra.

Las políticas fiscales afectan de forma notoria a la economía, incluyendo la iniciativa privada. Impedir el crecimiento económico a través del aumento de impuestos impide tener la libertad de crear empresa lo que frustra la reducción de los índices de desempleo. Entre más se tenga tributación y exista un aumento burocrático en los entes estatales, la libertad económica estaría en detrimento conllevando a un colapso sistemático de la economía. Por lo pronto, lo más viable y probable para garantizar el desarrollo de una nación es la exención de impuestos a las pequeñas y medianas empresas para la promoción del emprendimiento y las oportunidades a la luz de la libertad económica.

Por lo anterior, es importante tener claro la visión de país que poseen los candidatos sin dejar de lado sus propuestas con respecto a la política fiscal y tributaria, si no promueven la libertad económica, la iniciativa privada, reducción de impuestos y gasto público estaríamos expuestos ante un escenario adverso y crítico, eligiendo una salida en falso que conlleva al colapso económico.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA