.
Analistas 21/01/2021

Operación “De vuelta a la vida”

El nuevo coronavirus no conoce fronteras, países de todo el mundo se enfrentan a los mismos retos en salud pública y en sus economías. Desde el inicio de la pandemia, Israel emergió como nación líder en la lucha global contra la covid-19, aprendiendo de las experiencias de otros y compartiendo la suya con el mundo. Surgieron varias startups en torno a la pandemia que incluyó la investigación de la vacuna. Hoy, Israel cuenta con la tasa más alta de vacunación per cápita entre los países del mundo.

Israel inició el camino a la vacunación finalizando diciembre, y en los dos primeros días de la campaña, alrededor de 30.000 israelíes recibieron la primera dosis. Actualmente, más del 20 % de la población ya recibió la vacuna y el país está en proceso de vacunar a todos los ciudadanos mayores de 16 años, antes de finalizar marzo.

Este veloz y ambicioso objetivo ha sido posible a través de un nuevo acuerdo que firmó Israel con compañías farmacéuticas. Denominado “Operación de vuelta a la vida”, Israel está listo para recibir constantes cargamentos de la vacuna en los próximos meses, las cuales le permitirán alcanzar su objetivo audaz y ser uno de los primeros países en el mundo en salir de la crisis del coronavirus.

En realidad, la pequeña población de Israel -nueve millones de habitantes- y su sistema de salud pública altamente eficiente, significa que el país jugará un rol esencial para las compañías farmacéuticas. El éxito y la experiencia de nuestra campaña de vacunación serán utilizadas para proveer la información crítica que las compañías farmacéuticas necesitan, con el fin de que la vacuna sea aún más efectiva para otros países y que se desarrollen estrategias globales para vencer la pandemia.

Israel ha desarrollado un sofisticado sistema de salud y un nivel de alta calidad en cuidado individual de pacientes. Todos los ciudadanos israelíes y residentes permanentes tienen garantizado el cuidado de su salud, bajo la Ley Nacional de Seguro de Salud. Además, los servicios nacionales de salud disfrutan de un nivel avanzado de digitalización, el cual hará la información de datos de Israel particularmente importante para las compañías farmacéuticas.

La totalidad de los sistemas nacionales de Israel se fusionaron en torno a la crisis. El Primer Ministro arregló múltiples conversaciones con el CEO de Pfizer para asegurar un suministro constante de vacunas. El Servicio Nacional Israelí de Respuesta a Emergencias (MDA) continúa al frente de la batalla, teniendo ahora la responsabilidad de vacunar los residentes y empleados de hogares de ancianos alrededor del país. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), brindaron provisión de comida para familias en el encierro durante el apogeo de la pandemia, y ahora destinan a sus paramédicos y reservas militares para la actual movilización a la vacunación. Es así que Israel mantiene el récord mundial por su tasa de vacunación y podrá completar rápidamente su impulso de inoculación.

Con estos esfuerzos extraordinarios, Israel guarda la esperanza que en la celebración de la noche de Pascua de este año, abuelos, padres de familia, hijos y nietos, puedan reunirse nuevamente alrededor de la mesa. Esperamos seguir compartiendo nuestra experiencia con un país hermano como Colombia que pronto iniciará su campaña de vacunación, ya que juntos saldremos adelante.