Analistas 20/06/2020

Buscar empleo durante la pandemia

Son ya varias las personas que he conocido que están buscando un trabajo. Son valientes porque la situación es complicada. Muchas empresas están cerrando y la crisis causada por la pandemia devora empleos cada día que pasa. Estamos en unos tiempos sombríos y de una gran incertidumbre. Encontrar un nuevo empleo puede parecer desalentador, pero no es imposible.

De hecho, la realidad es que, pese a las circunstancias, hay nuevas contrataciones. Y en las redes sociales se siguen publicando ofertas laborales.
Pero el mercado ahora es más competitivo. Por eso, ya no es suficiente con ser un buen profesional, además hay que parecerlo. Es necesario saber venderse a uno mismo. Y para eso toca empezar por la hoja de vida, que sigue siendo esencial para mostrar en una o dos páginas quienes somos y qué podemos aportar. Después, es imprescindible elaborar una estrategia. Y eso lleva su tiempo.

Tal vez, aprovechar el confinamiento para pensarla puede ser una buena forma para destacar cuando regresemos a la “nueva normalidad” sintiéndonos totalmente preparados para encontrar el trabajo que soñamos.

Incluso, llama la atención que ahora, en algunas entrevistas laborales, están preguntando: ¿qué has hecho durante la cuarentena? Esa pregunta es más profunda de lo que parece porque nos obliga a mostrar quienes somos. Existen dos tipos de respuestas: los que han aprovechado la situación para hacer un sinfín de cursos y actividades, personas perfectas y productivas; y los que sobreviven como pueden, en muchos casos padres o madres de niños chiquitos, que les tocó convertirse de la noche a la mañana en profesores, y que con el día a día ya tenían suficiente.

No hay que inquietarse. Con esa pregunta, el entrevistador tan solo espera conocer nuestra realidad y sensibilidad. La respuesta exige simplemente transparencia y naturalidad.

Otro aspecto importante durante la pandemia es la de conocerse a sí mismo. Más aún, en estas situaciones sale lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros; y, puede que no reconozcamos nuestras propias reacciones. Todo eso nos permite comprender lo difícil que es conocerse, a pesar de que creíamos que ya lo sabíamos todo de nosotros mismos.

Esta época es perfecta para pensar en nuestra trayectoria y en lo que podemos aportar. Saber cuales son nuestras fortalezas y talentos. Es importante volver a descubrirse como persona. En pocas palabras, volver a nuestra esencia.  Ahora, con las empresas cerradas o trabajando de manera remota, las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para acercarse a los puestos de trabajo.

Sin embargo, la mejor forma para conseguir empleo en tiempos de pandemia consiste en no rendirse. Mantener la esperanza. Es necesario darle un giro positivo a la situación. Establecer agendas, prioridades, ampliar nuestra red de contactos, armar y rearmar nuestra hoja de vida, pedir consejo y seguir capacitándonos para ser “los mejores candidatos”.

Buscar trabajo, y más en un momento en el que la economía se ha detenido casi por completo, puede parecer agotador e inútil porque los resultados, en la mayoría de los casos, tardarán en llegar. Hoy el mundo del trabajo nos pide paciencia. Pero, recuerda que cuando una puerta se cierra, otra se abre, si de verdad estás dispuesto a luchar por conseguirlo.