.
Analistas 25/09/2021

Una resiliencia extraordinaria

Aldo Civico
Antropólogo y estratega de liderazgo

En estos días descubrí el podcast A slight change of plans (un ligero cambio de planes) donde varios personajes cuentan como un cambio en sus planes de vida los ha llevado a reformular o reinterpretar sus pasiones y propósitos. A veces estos cambios no son tan ligeros. Cómo en el caso de la creadora del podcast, Maya Shanker, quien estaba destinada a ser una gran violinista. De hecho, el maestro Itzhak Perlman había elegido a Shanker como su alumna.

Pero a los 19 años, cuando su carrera estaba despegando, se lastimó un tendón. Estaba tocando el Capriccio no. 13 de Paganini cuando sus sueños se interrumpieron de manera definitiva. No había otra que cambiar programa y proyecto de vida.

Este cambio no fue fácil ni dado por sentado. La Shanker no vivía simplemente su talento como un arte que ella ejercía. Ser violinista era su esencia; era su identidad. El abrupto fin de su carrera lo percibía como el abrupto fin del sentido de su vida. Pero, como escribió hace décadas Hellen Keller en su libro, La historia de mi vida, una curva solamente es el fin de un camino, si no giras. Maya Shanker logró virar la trayectoria de su vida hacia nuevos horizontes y espacios de compromiso.

De hecho, después del accidente, se enfocó en estudiar la mente humana y logró estudios de post-doctorado en neurociencia cognitiva en la universidad de Stanford. Se desempeñó como Asesora Principal del presidente Barack Obama, donde fundó y ejerció como presidenta del Equipo de Ciencias del Comportamiento de la Casa Blanca. Actualmente es la directora sénior de economía del comportamiento en Google. Maya Shanker es un ejemplo extraordinario de resiliencia, una virtud fundamental para el alto rendimiento en esta era de incertidumbre permanente.

De hecho, la Shanker muestra algunos de los hábitos fundamentales que encontramos en las personas resilientes, que no se dejan abrumar por la muerte de un ser querido, un despido, un fracaso profesional, una quiebra, o un accidente. En efecto, la resiliencia es una habilidad fundamental que nos permite actuar de manera inteligente bajo presión, de maximizar nuestro desempeño, de recuperarnos de los reveses, y de lograr la plenitud y la felicidad. Cómo dice Tony Robbins, “recuerda siempre que eres más grande que tus circunstancias, eres más que cualquier cosa que te pueda ocurrir.”

Por eso, para fomentar la resiliencia, hay que desarrollar algunos hábitos importantes, como la habilidad de no sentirnos víctimas de las circunstancias, sino asumiendo plena responsabilidad por nuestros resultados. Es reconocer la capacidad de ver hasta en las dificultades una oportunidad para cambiar, crecer, innovar. Es la conciencia de enfocar el trabajo hacia la realización de un propósito superior. Cómo logró hacerlo Maya Shanker, quien logró encontrar nuevos caminos en el momento cuando todo parecía indicar que su vida había terminado en un callejón sin salida.