Analistas 15/08/2020

Combatiendo la desinformación

Nuestro mundo actual está construido sobre la información y los datos. Basados en ellos se toman decisiones que cambian tanto las percepciones y planes de las más altas esferas públicas hasta los más sencillos temas en el diario vivir de las personas. De allí que la responsabilidad de acceder a información que sea verificable y que esté respaldada más allá de una simple percepción o dobles intenciones, es cada vez más importante.

La información falsa (y por ende la desinformación) es, sin duda alguna, una de las grandes problemáticas de los últimos años. Mucho se ha debatido sobre cómo enfrentar esta realidad; esos rumores que con el paso de los días van avanzando como una bola de nieve impulsada por la inmediatez, y que terminan en boca de líderes, en los encabezados de los medios más importantes o en la conversación de las cenas en familia, generando reacciones que muestran el verdadero impacto de un dato falso en nuestro entorno.

De acuerdo con datos de Unicef, uno de cada tres niños menores de 18 años a nivel global es usuario de internet. Y es el grupo de 15 a 24 años de edad, según las últimas cifras compartidas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), el que más internet consume, lo que genera un gran impacto en su crecimiento y perspectivas de mundo, así como el reto de convertirse en ciudadanos digitales responsables.

La educación sobre este tema surge entonces como una necesidad fundamental para que niños y jóvenes entiendan, participen y cuestionen los contenidos que se les presentan. Construir este criterio los ayudará a no creer de buenas a primeras cualquier mensaje que vean, ya sea por redes, medios o en sus mismos grupos sociales. Esta es una preocupación que hemos tenido desde hace mucho tiempo en Google porque creemos en la importancia de que nuestros usuarios tomen decisiones realmente informadas.

Por eso surgen iniciativas como DigiMente, un programa que preparará a las nuevas generaciones para que evalúen críticamente la información que consumen en línea, contribuyendo así a la formación de ciudadanos críticos, analíticos y activos en la sociedad en la que se desarrollen. Funcionará como un programa académico en línea que tocará temas como la desinformación y cómo crear y compartir contenidos de manera ética, además de fortalecer competencias en pensamiento crítico, reflexión, interpretación, comunicación y toma de decisiones, con la meta de lograr superar los retos actuales y prepararse para los que traiga el futuro con la tecnología.

Esto será posible gracias a Movilizatorio, que de la mano de Teach For All, Enseña por Colombia, Enseña por México y Enseñá por Argentina, y con el apoyo de Google News Initiative, trabajarán a lo largo de 2020 y 2021 para recolectar información, hacer análisis del consumo de información en estos países, y eventualmente expandirse a toda la región.

Que la información sea accesible y útil en el mundo es el compromiso que Google ha adquirido, y siendo fiel a este, es que nos preocupamos por combatir la desinformación. Estamos en capacidad de compartir conocimiento para que todas las personas, no solo los jóvenes, vean más allá de lo inmediato y puedan tomar decisiones acertadas.