.
Tribuna Empresarial 31/05/2021

La venta directa en la reactivación

Adelaida Saldarriaga
Gerente general de Avon clúster andino

Desde que inició la pandemia los canales digitales tomaron aún más fuerza, debido a que la prensencialidad empezó a tener restricciones. En esta línea, el modelo de venta directa, uno de los canales de distribución al por menor más representativos para la venta del sector cosmético, también se vio obligado a migrar con mayor rapidez a la virtualidad.

Según cifras de Acovedi, en 2020 este mercado movió más de $5,5 billones, lo que representa un incremento de 9% frente a 2019. Uno de los mayores impulsos se dio gracias al incremento de transacciones a través de plataformas digitales. En este sentido, los canales digitales se desarrollaron de tal forma que pudieron ofrecerles a los consumidores una experiencia rápida, amigable con el usuario y garantizar una compra segura.

Y es que la venta directa representa 29,2% de los canales de distribución del sector cosmético, según lo registra Euromonitor. Es decir, es el segundo más importante después de los canales tradicionales (50,8%). Por esta razón, las empresas del sector de bienes y servicios, buscamos impulsar el crecimiento de este canal, teniendo en cuenta el contexto actual en el que la virtualidad ha tomado más fuerza, fortaleciendo la omnicanalidad y propendiendo por garantizar la satisfacción de las necesidades de los consumidores.

El acompañamiento desde Avon a las más de 300.000 representantes independientes durante 2020 se dio no sólo a través de la consolidación de una plataforma propia de e-commerce, que permitió que 40.000 de ellas abrieran su tienda virtual, sino también en la aceleración de la transformación de su perfil.

Con acompañamiento, capacitación y entrenamiento permanente, fortalecimos sus habilidades tecnológicas, de desarrollo del negocio y habilidades blandas, en aras de contribuir a la manutención de su actividad durante el confinamiento, respaldando su sustento económico y el de miles de familias colombianas.

Dentro de las ventajas de este modelo en su versión digital está la posibilidad de ofrecer a las personas abrir su propia tienda online, brindándole a los clientes una experiencia también personalizada, ágil y segura; recibir capacitaciones permanentes, lograr independencia económica y tener flexibilidad de horario; lo cual ha hecho que muchas mujeres cuenten con un ingreso que les proporciona, además, independencia financiera.

La apuesta por la inclusión tecnológica y digital en la cadena de valor ha sido fundamental, y es por eso que hoy, dentro del canal, contamos con emprendedoras más preparadas y resilientes, pues si bien el modelo de negocio tradicionalmente ha sido puerta a puerta, visibilizamos el hecho de que no necesariamente debían estar en las calle para seguir generando ingresos. Actuamos ágilmente para asegurar la continuidad de sus negocios independientes y hoy, con más de 24.000 mujeres activas en nuestros programas de entrenamiento, los resultados de la plataforma digital se ven impactados notoriamente: en comparación con 2019, nuestro e-commerce tuvo un aumento de 1.710%, mientras el incremento del primer trimestre del 2021 frente al mismo periodo de 2020 fue de 344%.

Sin duda, el mercado de venta directa encontró un gran respaldo con la aceleración del desarrollo de plataformas digitales y con los resultados positivos observados a cierre de 2020 y comienzos del 2021, la expectativa es continuar en esta senda de crecimiento.