.
ALTA GERENCIA Trámites, PILA y otras pesadillas que deben desaparecer
lunes, 23 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Julin Gómez Montes

Según el estudio Doing Business que realiza todos los años el Grupo del Banco Mundial, para 2016 Colombia ocupa la posición 54 a nivel mundial en facilidad de creación de empresas. En este ranking estamos bien posicionados, si nos comparamos con otros países de la región como Panamá, Costa Rica, Uruguay, Argentina y Venezuela, entre otros. Pero también nos superan otras naciones como México, Chile y Perú. Sin embargo, lo más grave es ese estancamiento, que en este año nos hizo perder dos posiciones.

He tenido la posibilidad de crear unas cuantas empresas en los últimos años y la verdad es que este proceso se ha simplificado mucho en los últimas décadas y hoy es rápido y fácil crear empresas. Hace un par de años que cree mi última empresa, el único verdadero dolor de cabeza fue lidiar con la Dian. Y con una pequeña muestra de flores muy merecidas, qué buen trabajo hace en este aspecto la Cámara de Comercio de Bogotá (en otros aspectos no se merecen las flores) y que mal lo hace la Dian.

Hace poco estuve haciendo las temibles vueltas para afiliar a una de mis empresas al sistema de seguridad social, usualmente conocido como PILA. ¡Qué dolor de cabeza! ¡Que cantidad de procesos, de descoordinación, de desinformación y de burocracia! Y estoy hablando que salvo una de las empresa que contacté, las demás son empresas privadas, que no deberían tener esto (o al menos eso es lo que uno pensaría). Entre otras, hablo de EPS Sánitas, Porvenir, Compensar, Aportes en Línea y Positiva. Creo que de estas, la única que más o menos facilitó el proceso fue Compensar.

Por ejemplo, algo que me hizo reír mucho y que me lo pidió una y otra vez EPS Sánitas, es que todas las comunicaciones tenían que venir en cartas con membrete de la empresa. No sé si será alguna instrucción de alguna Superintendencia, pero este es un mecanismo de muy baja seguridad y supremamente fácil de falsificar. A no ser que yo esté equivocado, por que según recuerdo todas las empresas están obligadas a registrar el membrete de sus compañías ante el Ministerio de Logos y Emblemas Nacionales.

También me sucedió con estas empresas, que para afiliarme a la primera, debía ya estar afiliado a la segunda. Al ir a la segunda, me decían lo mismo, haciendo que perdiera tiempo, paciencia y que me empezaran a salir canas.

Ahora, el tema de desafiliar una persona del PILA como independiente y pasarlo a la empresa, es otro dolor de cabeza. Las empresas grandes, que contratan y despiden todo el tiempo a personal tienen esto muy claro, pero para las empresas de menor tamaño, esto no es sencillo. A esto toca sumarle lo mal entrenado que están los asesores de estas empresas (en especial los de Porvenir, Aportes en Línea y Sánitas).

Y es que este problema tiene una solución sencilla y es desarrollar una plataforma unificada dónde fácilmente se realicen las afiliaciones y retiro de empleados. ¿O será que es necesario recorrer media ciudad en un sentido y media en otro, dos o tres veces, para hacer dos afiliaciones? A mi me parece que no tiene sentido y nos resta esta competitividad que tanto nos hace falta, frente al mercado internacionales y tratados como los TLCs.