.
ALTA GERENCIA ¿No soporta a su compañero de trabajo? Esta es la receta para resistir
martes, 25 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

No obstante, algunas compañías han decidido desarrollar programas en los que los empleados tienen cada vez más que decir acerca de las nuevas incorporaciones. En Amazon, por ejemplo, un grupo de empleados tiene el encargo de elevar los estándares de reclutamiento y debe dar el visto bueno a las contrataciones recientes. Son evaluadores cualificados que ocupan puestos a tiempo completo en la empresa, en diversos departamentos, y que, según explicaba recientemente The Wall Street Journal, juegan un papel crucial cuando se trata de incorporar a nuevos empleados.

Resistencia
José Medina, presidente de Odgers Berndtson,estima que no se trata sólo de aguantar. “Hay colegas con los que se toma una cerveza en un rato libre y disfruta con ellos, y otros no. Con estos últimos tiene que trabajar lo más eficazmente posible. Trate de hablarle a solas, cara a cara, y observe cómo le responden”.

Ovidio Peñalver, socio director de Isavia, explica que una situación en la que un compañero de trabajo llega a amargarle la vida puede hacerle incluso enfermar si se sostiene en el tiempo. Cree que “cuando uno no puede cambiar a los otros, lo más sensato es cambiar el cómo lo afecta y tomárselo de otra manera”. Y anote sus consejos:

- Tratar de comprender al colega que le hace la vida imposible. Desde la empatía y el respeto, puede tratar de entenderlo. No se trata de darle la razón, sino de ponerse en la piel del otro.

- No caer en el principio de la acción-reacción: “Busque intereses y valores por encima del otro y de usted. Trate de ser justo y leal con la empresa, con el otro y con usted. Debe intentar ser inteligente y cooperador, tratando de tener altas miras. Encuentra valores superiores y procure responder cooperando”.

- Sustituya lo que usted es por lo que usted hace o dice. Es bueno utilizar el ser por el comportamiento.

- Evite el “no”. Debe decir “sí” y “además”.

- Si el otro te ataca, no responda de la misma manera. Trate de cooperar con él “rompiendo” las reglas de su juego. Si el otro no practica eso con usted, debe estar por encima de ello. Es lo que distingue al mediano del excelente.

- Ante él y en las reuniones responda siempre con tu trabajo y cooperación. Su actitud tiene que ser de visión alta de la empresa, no estrecha y de solo “su departamento”.

- Trate siempre bien al otro. Lo primero es el trato y luego, el entendimiento.

- En el caso de que nada de esto funcione, busque un mediador dentro de la organización, con la seguridad de que no actuar es el peor camino que puede tomar para resolver el problema.