Deloitte encuestó a mileniales, aquellos nacidos entre enero de 1983 y diciembre de 1994, e individuos de la Generación Z

Bloomberg

La movilidad laboral, un factor importante para un mercado laboral dinámico, podría ser otra víctima de la pandemia de coronavirus, según la Encuesta global de mileniales 2020 de Deloitte.

Después de varios años de aumento, menos de una tercera parte de la generación del milenio anticipa ahora un cambio de trabajo en los próximos dos años. Los jóvenes citaron la necesidad de estabilidad como razón para su deseo de quedarse. Otra razón podría ser que los miembros de más edad de esta cohorte se aproximan a los 40 años, por lo que la edad podría influir en sus respuestas.

Deloitte encuestó a mileniales, aquellos nacidos entre enero de 1983 y diciembre de 1994, e individuos de la Generación Z, los nacidos entre enero de 1995 y diciembre de 2003.

El porcentaje de mileniales que dijeron que podrían irse en dos o menos años se redujo desde 49% a 31% el año pasado, mientras que aquellos que anticipan quedarse con su empleador actual durante cinco o más años aumentaron a 35% desde el 28%. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, las personas nacidas a principios de la década de 1980 tuvieron de media 8,2 empleos entre las edades de 18 y 32 años.

Según los resultados de la generación, a la mitad de estos jóvenes les gustaría cambiar de trabajo dentro de dos años, frente al 61% del año pasado.

Seis de cada 10 encuestados dijeron que les gustaría tener la opción de trabajar de forma remota en lugar de trasladarse por un trabajo, aunque los de la generación Z estaban más interesados en trasladarse. Y más de la mitad, un 56%, de ambos grupos dijeron que si tienen la oportunidad de trabajar desde casa, optarían por vivir fuera de las principales ciudades, donde el coste de vida es más bajo.