Priorizan contar con beneficios que aporten a su desarrollo de carrera y aprendizaje, así como el manejo del tiempo y clima laboral. Los baby boomers sí consideran que la remuneración es lo más importante

Gestión - Lima

El paso del tiempo y las nuevas tecnologías han transformado la manera en la que empresas y colaboradores se relacionan. Hoy los trabajadores de las nuevas generaciones valoran más ciertos beneficios laborales que en el pasado no eran de gran importancia a la hora de proyectarse laboralmente.

Un estudio de The Bonding, plataforma de reclutamiento de personal, reveló que los milennialls y la generación X valoran más los beneficios no monetarios de un trabajo que el sueldo. Mientras que para los baby boomers el salario es lo primordial de un trabajo.

Millennials

Esta tendencia se acentúa en la generación nacida entre 1982 y 1994 (millennials ), para quienes el sueldo y los salarios no monetarios básicos -como lo es un seguro de salud- son los dos beneficios de menor importancia.

Ellos rompen el esquema manifestando la importancia de contar con beneficios que aporten a su desarrollo de carrera y aprendizaje, así como el manejo del tiempo y otros no monetarios como el clima laboral (ver cuadro).

Para Lucas Canevaro, CEO The Bonding, existen tres factores principales que permiten este cambio en la cultura laboral; tecnología, recursos humanos, retraso en vida familiar.

“Las nuevas tecnologías le permiten ahora a los trabajadores poder trabajar de forma diferente (desde sus casas, por logros en lugar de horarios, etc.) y poder reclamar mayor flexibilidad de parte de las empresas. Además, las áreas de recursos humanos ya no solo se dedican a pagar sueldos, ahora buscan entender qué mueve a la gente y así atraer a mejor talento posible”, dijo Canevaro.

Agrega que como dicha generación elige formar familias más tarde, puede priorizar otras cosas más allá del sueldo.

Otras generaciones

Por otro lado, para los baby boomers (nacidos entre 1945 y 1964), la expectativa salarial y de ahorro es mayor, siendo para ellos mucho más importante contar con una estabilidad económica y laboral, aun cuando su puesto de trabajo no los gratifique.

De acuerdo a Francisco González, director regional de The Bonding, esto se debe al momento en la historia en la que esta generación se desarrolló. “Para los baby boomers el trabajo se configuró como su principal rol en la vida. La generación X se encuentra al centro de estas dos tendencias, ellos vivieron una transición en la que la oficina se empezó a ver como un lugar de trabajo opcional”, agrega González.