Nathalia Garcés, directora de Skilllab, dijo que hay tres elementos clave de la comunicación a la hora de crear presentaciones

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Uno de los desafíos que está ganando terreno entre los ejecutivos es el de cómo llevar a cabo presentaciones efectivas y análisis de datos que generen el impacto deseado y ayuden a la toma de decisiones acertadas en medio de la crisis económica que vive el mundo por la pandemia.

LR habló con Nathalia Garcés, directora de Skilllab, una empresa que asesora a ejecutivos y emprendedores en la construcción de presentaciones altamente efectivas, sobre algunos tips para lograr mejores presentaciones.

Además, Garcés habló sobre los servicios que ofrece su compañías y el impacto que ha logrado con estos.

¿Por qué apostarle a las presentaciones efectivas?
Las presentaciones son una de las herramientas de comunicación empresarial más utilizadas. Su uso en el mundo corporativo solo es superado por el del correo electrónico.

Además de lo anterior, esta habilidad está ganando más terreno porque 100% de las presentaciones se hacen de manera virtual en este momento, entonces los equipos de las compañías deben estar capacitados en la construcción de presentaciones que conecten y que logren transmitir los mensajes correctos a la audiencia.

¿Cuáles son los elementos necesarios para lograr que una presentación sea efectiva?
Cuando hablamos de presentaciones efectivas tenemos que hablar de tres elementos de la comunicación. El primero es el mensaje, es decir la información que damos, la cual aporta 7% del impacto.

El segundo es la voz, es decir cómo nos escuchamos. Este elemento aporta 38% del impacto comunicativo. Y por último, tenemos el cuerpo, ya que es lo que las personas pueden ver de nosotros, es decir las manos, los pies, la cara, la ropa. Aquí también entra la presentación que estoy utilizando. Todo esto tiene un impacto de 55% al momento de la presentación.

¿En la virtualidad los tres elementos anteriores cuentan?
Aunque en una presentación virtual exista una interacción donde no nos vemos, esto no quiere decir que el lenguaje no verbal deja de existir, este sigue presente y tiene el mismo porcentaje de impacto. Ahora, las presentaciones son el cuerpo, es decir lo que los otros ven de nosotros y con estas hay que generar credibilidad, confianza y empatía virtual.

LOS CONTRASTES

  • Paola López Ejecutiva y consumer & Industry Manager

    “Para lograr la efectividad que se quiere con una presentación, hay que dar la información adecuada, tener un buen diseño, mejorar la oratoria y controlar los nervios”.

¿Cuándo sería útil apostarle a las presentaciones efectivas?
Desde que estamos en el colegio. Saber cómo construir presentaciones efectivas ya no es una habilidad blanda, es una habilidad realmente dura, pues saberlas construir desarrolla en las personas la curiosidad, la creatividad y la comunicación, las cuales son habilidades valoradas en el mercado laboral.

¿Qué es lo que más pesa a la hora de hacer presentaciones?
Asegurarse de comunicar lo que los demás les interesa, es decir que la presentación no debe basarse solo en lo que usted quiere mostrar, sino en lo que le puede aportar a los otros.

En el caso de las áreas de ventas, siempre les digo no hablen de los productos o servicios que venden, hablen de los problemas que resuelven, los beneficios que brindan o las necesidades que satisfacen porque no se trata de lo que es importante para usted, se trata de lo que es importante para su cliente.

¿Los servicios que ofrece Skilllab están enfocados en esto?
Skilllab ofrece tres servicios. El primero es el curso online ‘Slide Excellence’, que enseña a las personas a crear mensajes efectivos. El segundo son asesorías, con las que ayudamos a las personas a crear y definir el contenido correcto de su presentación, dándole las claves para transmitir sus ideas de forma eficaz. Y, por último, tenemos el servicio de diseño, en el que conceptualizamos y diseñamos presentaciones, visualizaciones de datos e infografías de alto impacto para que se logre entregar mensajes efectivos.

¿Cómo se puede acceder?
Para acceder a los servicios hay que entrar a www.skilllabco.com y en nuestra sesión de servicios pueden pedir un ‘demo’ del curso ‘Slide Excellence’ o agendar una llamada exploratoria de 15 minutos para conocer cuál es la necesidad puntual y así definir si lo mejor es una asesoría o un diseño.

¿A quiénes está dirigido estos servicios?
Nuestros principales clientes son empresas que tienen como objetivo empoderar a sus equipos en la creación de presentaciones de alto impacto para vender sus ideas dentro y fuera de la organización y en la elaboración de informes efectivos que aporten en la toma de decisiones.
También hemos trabajado con emprendimientos B2B que necesitan crear una presentación persuasiva que despierte el interés de sus posibles clientes o inversores.

¿Quiénes son sus clientes?
Hemos trabajado con ejecutivos de Johnson & Johnson, Nielsen, MasterCard, Colombina, Colgate Palmolive, Coomeva y otras.

¿Cuántas personas han tomado ‘Slide Excellence’?
Más de 100 personas, entre ejecutivos y emprendedores. Hemos aumentado la comprensión de los mensajes que las personas transmiten en 70%, hemos facilitado la toma de decisiones en 30% y hemos optimizado el tiempo que toma elaborar una presentación en 20%.

Algunos tips o consejos que se deberían tener en cuenta para construir presentaciones efectivas

Conocer y seguir un método eficaz es imprescindible para hacer buenas presentaciones. La diferencia entre improvisar una presentación y crearla siguiendo las instrucciones de un método solvente resulta evidente para cualquiera que tenga la ocasión de verlo.

Los pasos para crear buenas presentaciones son simples, pero no son fáciles. Son simples porque no requieren comprender complejos principios, pero no son fáciles de seguir porque nos enfrentan a la inercia de los malos hábitos que todos hemos desarrollado tras años de comunicar sin otra guía que nuestro propio criterio.

Pocas cosas existen más difíciles que cambiar un hábito, pero lograrlo es posible cuando para ello basta seguir y repetir fielmente una secuencia de acciones muy simples. Por ejemplo, un comunicador que se haya tomado la molestia de establecer un objetivo claro y concreto para su presentación, que haya identificado aquello que su audiencia necesita recibir de él, que haya encontrado la forma de expresarlo en mensajes directos y sencillos, que haya organizado su contenido a fin de facilitar la comprensión, y que sea consciente de los principios que optimizan la comunicación entre personas, siempre lo hará mucho mejor.