.
SALUD Cerca de 19,25% de los trabajadores en el país están experimentando estrés y ansiedad
miércoles, 28 de octubre de 2020

El Síndrome de Burnout es un trastorno psicológico derivado del estrés, la ansiedad y la depresión causada por la concentración de trabajo

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

El estrés laboral es la duodécima causa de muerte más importante a nivel mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde 1969 cuando un joven de 29 años, empleado de una gran compañía de periódicos en Japón, falleció de un ataque al corazón a causa de las extenuantes jornadas laborales, se han puesto sobre el radar las consecuencias negativas para la salud ocasionadas por el desbalance entre el trabajo y la vida personal.

Uno de los principales fenómenos derivados de la concentración de carga productiva en las organizaciones es el Síndrome de Burnout o Síndrome del quemado, que se ha tipificado en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) como una clase de trastorno psicológico que afecta a los trabajadores de mediana edad entre los 20 y 35 años.

De acuerdo con Noel Gonzalez, Jefe de Desarrollo y Comunicación Interna de Adecco Colombia “este síndrome se trata de una combinación de agotamiento físico y mental ocasionado por el estrés y las posibles presiones del trabajo. Y se caracteriza por falta de motivación para completar las tareas cotidianas, para asumir nuevas responsabilidades, junto con sensibilidad a la crítica y cambios en el estado de ánimo”.

Por ejemplo, en Japón el estrés laboral que causa ansiedad y depresión ocasiona el suicidio de 10.000 personas anuales en promedio, y aunque en Colombia el panorama no alcanza estos matices, la situación se ha vuelto compleja desde que comenzó la pandemia. Según las cifras del último informe del Ministerio de Salud y Protección Social sobre teleorientación en atención psicológica en la líneas 192; han sido reportados 11.457 casos de personas que solicitan algún tipo de intervención psicológica.

Según el informe, 19,25% de los reportes corresponden a síntomas de ansiedad causados por algún motivo laboral, 12,94% a reacciones de estrés por altas concentraciones de trabajo, 10,92% a causa de la depresión y 3,25% en relación con conductas suicidas derivadas de factores personales que incluyen sentimientos negativos frente a su actividad laboral.

La crisis generada por el covid-19 y las medidas de confinamiento adoptadas por el gobierno, han generado que los trabajadores se desplacen de sus oficinas a la ‘comodidad’ de sus hogares; pese a esto, dicha comodidad se ha visto empañada por el incremento de la carga laboral, el desajuste de las rutinas diarias, los extenuantes horarios laborales y el desmedido uso de herramientas tecnológicas para el desarrollo de actividades.

Frente a esto último, Álvaro Navarro, médico psiquiatra de la Pontificia Universidad Javeriana dijo que “actualmente gran parte de la fuerza laboral del país está en la modalidad de teletrabajo, el uso de la tecnología y del Internet se ha incrementado en todo el territorio, esto es una realidad inmodificable, sin embargo, el tiempo sí lo podemos restringir cuando se trata de acceder a contenidos de entretenimiento como, por ejemplo: juegos y redes sociales”.

De la misma manera el experto aseguró que es esencial que las organizaciones informen a sus empleados, que les presente soporte y rutas de atención para el cuidado de la salud mental “la solución no es tan simple, aunque se sabe que entre más información tenga la comunidad en estos momentos, mayores serán las posibilidades de que las personas busquen sus herramientas psicológicas y enfrenten las situaciones” afirmó Navarro.

Por otro lado Johana Alzate, psicóloga clínica de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz y Directora de recursos humanos de Gfc Group afirmó que hay tres factores que agudizan la experiencia del trabajador con síndrome de Burnout: el experiencial que hace referencia a los síntomas que experimenta el trabajador, el cognitivo que tiene que ver con la interpretación que hace el empleado de sus síntomas y situación laboral y el conductual, que tiene que ver con las acciones que toma el empleado de acuerdo a lo que siente.

De la misma manera Alzate se refirió a los factores que agudizan la situación de estrés, ansiedad y depresión en los trabajadores “aquí no solo es importante lo que ocurre al interior de las organizaciones; como el entorno de trabajo, las condiciones del puesto, las relaciones interpersonales o el contenido de las mismas tareas. Es importantísimo entender que este concepto se extiende fuera de la organización, como por ejemplo con la doble presencialidad entre el hogar y la oficina marcada por la pandemia y los aspectos propios del trabajador como su personalidad y actitud” finalizó la experta.

De acuerdo con lo anterior, algunas señales que pueden alertar si un trabajador padece este síndrome son: baja del rendimiento o la efectividad, escasa comunicación y participación, cambios de humor o del estado de ánimo repentinos, conductas pasivo-agresivas o comentarios negativos acerca de lo que sucede a su alrededor. Sin embargo aunque no es posible eliminar la incertidumbre o la ansiedad, se pueden tomar medidas para controlarlas de la mejor manera.

Pese al panorama crítico del síndrome en Colombia y su agudización desde el inicio de la pandemia; varias de las organizaciones más importantes del país se han venido fortaleciendo en temas de bienestar que permitan asegurar condiciones óptimas de cuidado emocional y psicológico de sus empleados.

Este es el caso de Bancolombia, la compañías con mejor reputación dentro de los colaboradores a nivel nacional, según el ranking realizado por Merco. Desde la organización han trabajado por mantener sus estándares de bienestar y cultura corporativa, inclusive en medio de una crisis que los obligó a separarse de sus habituales lugares de trabajo, para proteger la salud emocional y psicológica de sus colaboradores.

De acuerdo con Mauricio Rosillo, vicepresidente Corporativo del Grupo Bancolombia “el bienestar de nuestros empleados es y siempre será una prioridad. A raíz de la pandemia, decidimos como organización llevar a 19.500 empleados a sus casas en las primeras semanas porque reconocíamos la importancia de la preservación de salud. De igual forma, una clave fundamental durante la pandemia ha sido el salario emocional, entendido como un conjunto de herramientas que surgen desde las empresas para el bienestar de sus empleados, es clave dentro de una compañía y aún más en medio de esta coyuntura”.

Sin embargo y aún desde casa, el corporativo dispuso una serie de herramientas para no perder de vista la salud emocional de sus empleados, como ejemplo de ello, esta ‘Línea Contigo’ mediante la cual todos los colaboradores pueden acceder a apoyo psicológico de la mano de expertos. El consultorio psicológico, donde los empleados asisten a consulta o terapia, y finalmente los primeros auxilios psicológicos (PAP) los cuales consisten en una atención personalizada a los empleados que se vean impactados por un incidente crítico o disruptivo.

Finalmente, Rosillo afirmó que "desde la organización, buscamos seguir generando iniciativas que permitan contribuir al equilibrio entre lo personal y laboral, ya que reconocemos que esto es una pieza clave para el bienestar y la productividad de los empleados. Los horarios flexibles y las actividades de bienestar son unos de los ejemplos que podemos encontrar para cumplir con este objetivo".