En Colombia, según una encuesta realizada, el 54 % de la población consultada ha presentado algún grado de ansiedad

Johana Lorduy - jmunoz@larepublica.com.co

Como consecuencia de la pandemia generada por el brote del covid-19,  sumado el confinamiento y la incertidumbre económica, los picos de ansiedad en el mundo han aumentado.

Según los últimos registros de la OMS, actualmente los picos de casos por trastornos de ansiedad se han disparados, por ejemplo en países como Estados Unidos estos se ubican en un 40%, mientras que en Colombia y el resto de la región se encuentran en un 30%; siendo superado en algunos territorios.

En Colombia, de acuerdo con una  encuesta realizada por el grupo Proyecta-Me, el 54 % de la población consultada ha presentado algún grado de ansiedad, mientras que el 25% ha manifestado depresión durante esta etapa de confinamiento.

Juan Manuel Orjuela, neuropsiquiatra de Khiron Life Sciences Corp , afirmó que ante la llegada de la actual pandemia, los países han decidido tomar actitudes defensivas como lo es cerrar fronteras, usar tapabocas y reducir el contacto social para prevenir el incremento del contagio. No obstante,  añadió el experto, "toda esta situación de amenaza real contra la vida genera instintivamente respuestas de supervivencia, como lo son la ansiedad y la rabia”.

Para reducir estos síntomas, los especialistas sugieren promover la movilidad constante a través del ejercicio,  ya que el esfuerzo físico reduce los problemas de depresión y el insomnio.

Por otro lado, se recomienda minimizar la información que se recibe y tener un filtro adecuado de la misma para no caer en la saturación.  Llevar una alimentación adecuada también se hace necesario para tener una mente sana, se recomienda seguir una dieta mediterránea; a base de frutas, verduras, peces y mariscos, con una reducción significativa de carnes rojas.

Por otra parte,  se recomienda meditar, ser más conscientes de la respiración y llevar a cabo prácticas como el mindfulness o el yoga. Finalmente, se deben mantener los lazos sociales con amigos y familiares por medio de llamadas de audio y video, así como mensajes, esto reduce la sensación de soledad.

Sin embargo, al momento de notar un aumento en la sensación de ansiedad, insomnio constante o depresión continua, se recomienda visitar a un especialista