Apoyo a organizaciones ya establecidas, nuevas geografías para la cultura y apertura de espacios de exhibición son algunas de las iniciativas propuestas

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

El acceso a la música, el cine, la literatura y demás muestras culturales en muchas oportunidades se convierte en un beneficio propio de las clases más altas. No obstante, son varias las compañías que han trabajado por masificar este acceso. Usualmente las estrategias para lograrlo tienen que ver con la apertura de espacios, la inclusión de infraestructura y el apoyo a las organizaciones establecidas que ya trabajan en ello.

Una de las iniciativas referentes a la música que presenta mayor importancia es la de la Fundación Bolívar Davivienda, la cual, entre varios de sus programas, sostiene la Filarmónica Joven de Colombia, organización en la que se congregan a los músicos más importantes del país entre 16 y 24 años. Mediante la Filarmónica, los músicos más destacados obtienen acceso a becas y programas de formación en idiomas, además del conocimiento que después transmiten a sus territorios.

LOS CONTRASTES

  • Juan Andrés RojasDirector adjunto de la Filarmónica Joven

    “Tratamos de tener un banco de instrumentos propios que nos permita invitar a los músicos y entregárselos durante su participación en la Filarmónica”.

  • Santiago PardoDirector de Relaciones Institucionales de Claro

    “Con estos talleres de formación, buscamos que los niños desarrollen habilidades y conocimientos sobre la música, que potencialicen su talento”.

Atendiendo otro tipo de población y otro tipo de música, Claro se ha enfocado en la conservación de la música vallenata por medio de la enseñanza de los instrumentos básicos del vallenato a niños de Valledupar, en alianza con la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

De acuerdo con cifras de la compañía, este programa ha capacitado a 1.000 niños de entre ocho y 14 años desde 2013, año en el que se inició el mismo. “Con estos talleres de formación, buscamos que los niños desarrollen habilidades y conocimientos sobre la música, que potencialicen su talento y que esto se vea reflejado en su calidad de vida. Queremos que quienes hagan parte de este programa sueñen en grande y aprovechen su tiempo libre para proyectarse como los nuevos talentos musicales del país”, señaló Santiago Pardo, director de Relaciones Institucionales de Claro.

Cafam también desarrolla el fomento a la música, mediante su programa Tocar y Luchar, forman orquestas y bandas sinfónicas en jóvenes, con lo que se busca complementar la educación formal de los niños por medio de la música.

Otro de los programas bandera referentes a temáticas culturales es el ejecutado por Cine Colombia, conocido como Ruta 90, que tiene como objetivo llevar el cine a las poblaciones que antes no tenían acceso a una sala. De acuerdo con estadísticas de Cine Colombia, el programa ya ha ido a 320 poblaciones, con la infraestructura móvil pertinente.

La compañía también adelanta otro programa enfocado en masificar el acceso al cine: Cineco Social. Este busca llevar a niños de la primera infancia por primera vez a cine y solo en 2018 atendió a cerca de 290.000 jóvenes.

RCN también adelanta esfuerzos referentes a cine. Por medio de sus campañas de responsabilidad social, el canal apoya desde 2010 el Festival Internacional de Cine de Cartagena (Ficci).

Este festival ha logrado llevar a Cartagena una cifra cercana a 135 películas por festival, las cuales tienen un público aproximado de 105.000 espectadores. Así mismo, Ficci ha servido como plataforma para llevar el cine a la comunidad con discapacidad visual o auditiva con mecanismos de descripción de audio, que sirvió para que 450 personas disfrutaran del séptimo arte en el último año.

Además, desde 2006, el canal apoya a la Fundación Víctor Salvi en el Cartagena Festival internacional de Música, con lo que se busca, de acuerdo con información del canal, "promover la popularización de la música clásica y fomentar su difusión en un sector más amplio de la sociedad colombiana a partir de la organización y el apoyo a programas musicales de carácter artístico, y formativa".

Por otra parte, la multinacional WeWork recientemente ha abierto las puertas a la exhibición de arte plástico. Más específicamente, durante esta semana se encuentra trabajando en el proyecto RefugiArte, con el que lo que se quiere es que los artistas venezolanos tengan un espacio para mostrar sus obras.

“Con Acnur y Caracas Arte Actual, creamos RefugiArte. La primera Galería Pop Up de Refugiados buscando dar visibilidad a esos artistas venezolanos que llegan al país y a través del arte han encontrado un refugio en Colombia. Parte de las ventas será destinadas a la Fundación Famig, espacio que brinda albergue a refugiados que llegan a Bogotá”, afirmó Mauricio Ucrós, VP. de Relaciones Públicas de WeWork para Colombia.

La exposición consta de 30 obras, realizadas por 15 artistas de origen venezolano, con lo que se busca rendir un homenaje a los nacidos allí que hoy en día habitan el país, en el marco del Día del Refugiado.

Ahora bien, las organizaciones enfocadas en temas artísticos también hacen esfuerzos para que estos tengan una mayor visibilización. Este es el caso de Arte Itinerante, iniciativa que traerá una recreación de la Capilla Sixtina a una exhibición que no tendrá costo para los estudiantes de colegios públicos de la ciudad.

Entre otros proyectos que se han gestionado referentes a las aperturas de espacios está la desarrollada por Mallplaza, desde su centro comercial en Cartagena, en el que realizan una feria de emprendimiento con enfoque de industrias culturales, buscando el desarrollo de las industrias propias de la zona, entre otras, en temas de artesanías.

En relación con el apoyo a comunidades que manejan aún lenguas ancestrales, PepsiCo presentó recientemente su programa Naatu, con el que se ha vinculado a la comunidad indígena Wayúu, de La Guajira, y a otras poblaciones indígenas de Nariño para el diseño de productos propios.

Abarcando transversalmente varios puntos de cultura, la Fundación EPM ha llevado aspectos de este sector en 17 diferentes espacios de la ciudad: 14 Unidades de Vida Articulada, el Museo del Agua, el Parque de los Deseos y la Biblioteca EPM. Según explicó la directora de programas de la Fundación, Carolina Jaramillo, a través de estos espacios se facilita el desarrollo de actividades propias y de terceros, enfocadas en temas culturales.

Colsanitas y la Embajada de España promueven el arte en los jóvenes
La Embajada de España y Colsanitas desarrollan el Premio Arte Joven, en el que se busca promover el arte en población menor de 35 años y convertirse en plataforma para que los artistas colombianos sean más distinguidos. Para los ganadores de la edición de este año, se presupuestó una bolsa de premios de $40 millones, aproximadamente, entre lo que se incluye dinero en efectivo, exposiciones en galerías y residencias artísticas. Actualmente, se encuentra en curso la convocatoria para hacer parte de esta edición.