.
RESPONSABILIDAD SOCIAL ¿Qué deberían hacer las universidades de cara al posconflicto en Colombia?
jueves, 8 de octubre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Sergio Rodríguez - srodriguez@larepublica.com.co

De un lado está la Universidad de Los Andes, que bajo un programa que combina el análisis académico y el apoyo solidario de algunos de sus miembros, viene dando a conocer desde 2003 propuestas y escenarios que Colombia debería afrontar ante un posible escenario de paz. La iniciativa va de la mano con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Ecopetrol y el Institute of Peace de Estados Unidos. 

En más de 13 años, el programa ha logrado lanzar cerca de 18 publicaciones analíticas y reflexivas sobre los cerca de 50 años de conflicto en Colombia y las similitudes que se puedan presentar con otros países. Los procesos han sido liderados por importantes académicos como Angelika Rettberg, Enzo Nussio, Iván Orozco y Janneth Vargas. 

Al respecto, Óscar Sánchez, secretario de Educación de Bogotá, aseguró que entre las múltiples soluciones y formas de entender el conflicto, la educación tal vez sea una de las más importantes. “La academia no solo debe servir para entender el conflicto y lo que pueda desembocar de él. A los reinsertados, por ejemplo, hay que darles oportunidad de vida; la ecuación es una de las opciones más fuertes”.

La Universidad Javeriana tiene una especialización que se preocupa sobre la resolución de conflictos. Además, busca entender el contexto social y económico ante un posible escenario de paz. Sobre el tema, el padre Jorge Humberto Peláez, rector de la Universidad Javeriana, aseguró que la institución tiene muchas más herramientas  para ser protagonista en un proceso de reconciliación. “He pedido que cada una de las facultades de la universidad proponga proyectos para ese escenario. Una facultad como la de ciencias políticas, por ejemplo, puede hacer propuestas jurídicas en términos de justicia transicional. La Universidad Javeriana está tras la Ley de Restitución de Tierras”. 

Así mismo, la Universidad del Rosario lidera y financia un grupo de investigación encargado de hacer un diagnóstico sobre las consecuencias de la guerra en el país y de los mecanismos que se tiene para una paz transitoria y definitiva. El proyecto cuenta además con el apoyo de la Universidad Externado de Colombia y la Agencia Colombiana para la Reintegración. Sobre el papel que deben tener las universidades en el proceso y consolidación de la paz en Colombia, Juan Carlos Henao, rector de la Universidad Externado, aseguró que se debe empezar por formar personas críticas, capaces de entender que hay opiniones divergentes y que esas opiniones deben ser escuchadas.

“Nuestra sociedad, así como muchas otras, ha creado monstruos. Ha creado personas que hacen mal, pero ha creado personas que no saben vivir con la diferencia. Las universidades debemos ser transmisoras de discursos pluralistas. La universidad que entiende el proceso de diálogo, es una universidad en donde se puede decir todo”, aseguró Henao. 

Por último, la Universidad Eafit lidera un seminario de ‘Lecciones y desafíos hacia la paz’. La iniciativa busca, a través de situaciones internacionales, analizar qué se debe y qué no se debe hacer en una posible Colombia en paz. El programa busca ir desde la relación entre ilegalidad y política en el posconflicto, hasta las estrategias sobre cómo atacar el flagelo del narcotráfico, una de las fuentes económicas más importantes de las Farc. “Si bien la academia debe jugar un papel  en el análisis de las problemáticas derivadas de las crisis por cuenta de la violación del derecho humanitario en un conflicto de más de 50 años o en la inoperancia de un gobierno u otro para controlar los delitos derivados de una guerra, lo fundamental está en crear conciencia de que se debe dar espacio a aceptar las opiniones de todos y formar en la capacidad de aceptar que hay diferencias y que no se trata de mantener la guerra, sino aceptar la democracia”, concluyó Henao. 

Los reinsertados y su ingreso a a educación
Según el Programa de la Agencia para la Reintegración (ACR), son varios los planes que se han puesto en marcha para que los reinsertados tengan una oportunidad de resocialización. Una de las apuestas más importantes ha estado en la educación. Según cifras de esa entidad, de todo los integrantes del programa, 76% está en la legalidad. De estos, 21.769 personas aprobaron la educación en básica primaria, mientras que 13.180 reinsertados lograron tener un título como bachilleres. En el proceso se vincularon 149 empresas. 

Las opiniones

Juan Carlos Henao
R
ector de la Universidad Externado
“La universidad debe ser el lugar en donde se discuta. Después de la paz, hay que dar espacios para escuchar voces en pro y contra”.

Jorge Humberto Peláez
Rector de la Universidad Javeriana
“Creo que las universidades no nos hemos dado cuenta de todo lo que podemos hacer para el posconflicto. Tenemos que proponer con criterio”.