La colección de diseño sostenible se presentó en la apertura de la nueva tienda de la marca en el centro comercial El Tesoro de Medellín

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

Intentando impactar e incorporar diferentes prácticas en sus actividades productivas, apostándole a la economía circular, dándole un uso eficiente a los recursos, al reúso de materiales y a la compensación voluntaria, creando una marca positiva en el medio ambiente, la marca The Blue House, presentó su línea sostenible a apropósito de su llegada al portafolio de tiendas del centro comercial El Tesoro de Medellín.

La nueva propuesta de la marca de diseño se compone de 500 metros y diferentes ambientes que buscan inspirar a cada persona según sus gustos y particularidades, destacando las asesorías especializadas en diseño, decoración y arte. Además, este nuevo local tiene la misión de reconectar a sus visitantes con la naturaleza, a través de la conservación de metros de bosque húmedo tropical, los cuales se transfieren a las personas que realizan compras en la Galería, logrando así equilibrar el impacto de manera voluntaria por medio de una alianza con O2 Reserve.

De la misma manera, The Blue House realizó una alianza estratégica con la compañía Plastisol, desde la que se logró reducir el tiempo de degradación del papel burbuja entre tres y cinco años. El papel Strech o burbuja biodegradable es el resultado de un proceso de aplicación de un aditivo enzimático que se adhiere a las cadenas de carbono del plástico sin afectar sus propiedades, una vez el material entra en contacto con un ambiente microbiológicamente activo, el aditivo se activa y permite que los microorganismos comienzan a alimentarse de las cadenas de carbono del plástico convirtiéndolo en biomasa, agua y gas.

Por otro lado, en el marco de la apertura del nuevo espacio, se presentó la nueva línea sostenible de la marca. Este nuevo lanzamiento integra a su portafolio, productos con materiales ecológicos donde se utilizaron textiles sostenibles con materiales 100% reciclados compuestos en un 50% por botellas de plástico reciclado PET y 50% sobrantes de confección. Dentro de esta línea se diseñaron hamacas, sillas, cojines, individuales y piezas de decoración libres de químicos y tinturas.

Finalmente, la empresa de diseño colombiana se mantiene firme en apoyar e impulsar a la industria productora, a través de la generación de empleo y procesos relacionados a la creación de materia prima nacional y según Carolina Mejía, Cofundadora y gerente de mercadeo de The Blue House “como empresa local ayudamos para que la economía del país se reactive, sin dejar a un lado el valor artesanal que tienen nuestros productos y la calidad que logramos transmitir a nuestros clientes por ser productos diseñados, creados y fabricados en Colombia.”