.
AMBIENTE Esta es la forma como debería reciclar aceite usado de cualquier tipo en la cocina
viernes, 19 de febrero de 2021

Un litro de aceite puede contaminar hasta 1.000 litros de agua, para esto hay empresas como Teamfoods que recolectan el aceite

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La contaminación mundial es un hecho que lamentablemente ya no sorprende a muchos, pues varios hábitos que los seres humanos tenemos en nuestra cotidianidad ejercen un daño irreversible, y en la mayoría de los casos no somos conscientes del problema que estamos generando a futuro.

Por ejemplo, ¿qué hacen en su casa con el aceite que ya no usan? La respuesta a esta pregunta puede no ser negativa para todos, sin embargo, es cada vez más desfavorable.

Aunque no hay cifras claras sobre el impacto de la contaminación por este líquido, lo cierto es que por cada litro de aceite de cocina (de cualquier tipo) mal reciclado, se contaminan 1.000 litros de agua. Ahora bien, si esta es una práctica que se realiza diariamente en los hogares, la cantidad de litros de agua contaminada podría ser astronómica.

“Cuando botamos el aceite por el lavaplatos se atascan las tuberías y las alcantarillas. Y además por cada litro de aceite, podemos contaminar hasta 1.000 litros de agua”, afirmó Juliana Rincón, directora ejecutiva de la Fundación Recicla, pues.

Otros estudios, como el de ‘Aceites usados de cocina. Problemática ambiental, incidencias en redes de saneamiento y coste del tratamiento en depuradoras’, que elaboraron dos científicos españoles, explica que el aceite usado tiene un alto impacto en el ambiente, pues contiene 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual que circula por las alcantarillas y redes de saneamiento.

Por esta razón, los científicos españoles aseguran que, un solo litro de aceite puede llegar a contaminar 40.000 litros de agua, lo que equivale, aproximadamente, al consumo de agua anual de una persona en su hogar.

Bajo este panorama de datos alarmantes, la solución es aprender la forma correcta de reciclar el aceite diario que se usa en la cocina.

Juliana Rincón, ofrece a través de su Fundación Recicla, pues, un manual claro sobre cómo hacerlo.

En primer lugar, una vez terminado de usar el aceite se debe dejar reposar hasta que esté frío. Segundo, debe colarlo para quitar residuos de comida y posteriormente depositarlo en una botella de plástico designada solo para este fin. Tercero, trate de acumular el aceite usado hasta que la botella esté completa. Finalmente, lleve la botella a una estación de reciclaje o llame a compañías encargadas de recogerlo como Team Foods, una empresa que se alió con la Fundación Recicla, pues para darle una segunda vida al material.

Según Rincón, entre las cosas que se pueden hacer con la transformación del aceite usado van desde el biodiesel, como fuente alternativa y renovable de energía, hasta jabones, velas, abonos, entre otros.

“Una vez reciclemos el aceite y pase por su proceso de transformación, se puede convertir en biodiesel, que comparado con el biocombustible derivado de los fósiles contamina en un 80% menos CO2, un 40% menos humo y un 98% menos dióxido de azufre. También lo utilizan para hacer jabones, velas, pinturas, abonos”, dijo Rincón.

Cabe destacar que, aunque esta tarea de reciclar el aceite es una responsabilidad de cada hogar, también los entes territoriales y las entidades protectoras del medio ambiente se deben incluir en el tema, ya que las campañas de concientización son necesarias para mostrar el grave problema que esto le hace a los acuíferos.

LOS CONTRASTES

  • Juliana JaramilloDirectora ejecutiva de Recicla,pues

    “Con el programa del aceite circular damos charlas ambientales en colegios e instalamos estaciones de reciclaje en los edificios residenciales gratuitamente”.

  • Alba SandovalDir. de Trebola Organización Ecológica

    “La ciudadanía ha estado muy propositiva creando campañas para abordar este tema, y los entes territoriales realizan también jornadas de reciclaje para esto”.

En este sentido, Luis Fernando Sanabria, director de la CAR Cundinamarca, en una pasada entrevista con LR advirtió el grave problema que este hábito en los hogares le hace a importantes cuencas hidrográficas como el Río Bogotá. “Debe haber un valioso respaldo de las autoridades para terminar con esto, cambiar la conciencia y evitar que tiren el aceite en cualquier parte”, dijo Sanabria.

Incluso, varias entidades como la CAR, la Secretaría de Ambiente y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, tienen a disposición lugares alrededor de los municipios y zonas de Bogotá en los que se puede llevar las botellas de aceite, debidamente coladas y listas para su transformación.

Por otra parte, es importante recordar que el problema no solo radica en botar el aceite por el lavavajillas, sino también a la caneca de basura, así se ponga en una bolsa, pues, en primer lugar, evita ser reciclado y también daña el reciclaje y erosiona el suelo donde cae.

“Al mezclarlo con otros residuos, los contaminamos y puede generar erosión en el suelo, perdidas de fertilidad de este y destrucción de los hábitats de animales. Además, al mezclarlo con otros materiales, no estamos asegurando su recolección y su proceso de reciclaje”, aseguró Rincón.

El hábito de botar el aceite en la basura también es una mala práctica que, en muchos casos, las personas creen está bien o que el daño es menor, por lo que sigue siendo importante que el tema se comunique de manera más directa, con el apoyo de todas las entidades territoriales, departamentales y nacionales, para así lograr una conciencia generalizada del daño que esta práctica causa.

Para Alba Sandoval, directora de Trebola, organización ecológica, este problema debe erradicarse no solo con la conciencia de la ciudadanía, sino también con campañas de comunicación que impacten a toda la población, además, asegura que, ya hay campañas conjuntas entre la ciudadanía y empresas productoras como Team Foods, empresa que, como se mencionó anteriormente, tiene puntos de recolección del aceite usado como en supermercados D1. Además, también se realizan campañas con organizaciones de la sociedad como Bazero Ambiental, que es una de las organizaciones que recolectan el aceite usado de los hogares.

En línea con esto, la transformación tiene varios pasos: primero, la recolección; luego determinar su composición para posteriormente destilarlo para eliminar el agua, sedimentos y metales pesados; finalmente, se obtienen bases regeneradas y se convierte en biodiesel y otros materiales.