.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Colombia cuenta con un inventario de 94 conflictos ambientales
miércoles, 14 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mario A. Pérez Rincón

Aunque pueden ser más, el inventario de conflictos ambientales en el país presenta un total de 94 casos generados por la contaminación o por la apropiación de los recursos naturales, ubicando a Colombia temporalmente como el segundo país con más conflictos reportados después de la India.

Estos resultados corresponden al trabajo realizado por investigadores del Instituto CINARA de la Universidad del Valle, como parte del Atlas Global de Justicia Ambiental.

De acuerdo con el estudio, muchos de estos conflictos ambientales se originan en la búsqueda de nuevas fuentes de recursos naturales, la ubicación de sitios para depositar desperdicios, la contaminación y la construcción de infraestructura.

La investigación encuentra que actividades como la minería, la explotación petrolera, la generación de energía, la agricultura, los rellenos sanitarios, los puertos, la fumigación aérea, el turismo y las comunicaciones son los sectores que más contribuyen con este fenómeno. En cuanto a productos, el oro es el que más conflictos ambientales genera. Lo acompañan en este liderazgo el carbón, el petróleo, la palma, la caña, la madera, los camarones y otro tipo de metales como plata, níquel y coltán.

Según la investigación, son más de 10 millones de colombianos los perjudicados por este fenómeno, que también afecta cerca de 10 millones de hectáreas, un 9% del territorio nacional. Los campesinos, indígenas y algunas poblaciones urbanas son los grupos humanos más perjudicados. Les siguen, los pescadores, mineros, afrodescendientes y turistas. Son los parques nacionales, resguardos indígenas y territorios de afrodescendientes las áreas de conservación más comprometidas por este problema. En cuanto a regiones, el Caribe, Suroccidente y Zona Cafetera son las más afectadas.

El inventario realizado muestra que 52% de las empresas generadoras de este tipo de conflictos tiene origen extranjero; 46% es nacional y el porcentaje restante es de carácter mixto.

Se puede constatar además que, en su orden, los recursos naturales más afectados por los conflictos ambientales son el agua, la biodiversidad, el paisaje y el suelo. En cuanto a ecosistemas, los más perjudicados son los ríos y los bosques, les siguen los páramos, los mares, los humedales, los manglares y las playas, entre otros.

En cuanto a las acciones resultantes de estos conflictos, se encuentran tendencias contradictorias que muestran la bipolaridad de la sociedad colombiana. Mientras se presentan muchos eventos que afectan derechos humanos como muertes, desplazamientos, desapariciones y amenazas a los activistas; en otros casos se usan mecanismos institucionales y legales para tratar de resolver los conflictos incluyendo la negociación y las demandas en tribunales.

Igualmente, en términos de lo que se considera “triunfos de la justicia ambiental”, que corresponde a los proyectos que logran detenerse a través de la movilización o el uso de tribunales competentes, se encuentra una tasa de éxito importante que alcanza 18 proyectos detenidos.

De acuerdo con la investigación, gracias a este trabajo, Colombia ya cuenta con un inventario de conflictos ambientales. Eso es necesario, pero también lo es saber cómo resolverlos y terminar con las injusticias ambientales, reflexionando sobre los riesgos de perder zonas ecológicas importantes para las presentes y futuras generaciones.

Los problemas del territorio nacional en cifras
De los conflictos ambientales, 59% se relacionan con la extracción de energía fósil y minería. 29% de los casos tiene que ver con oro; 13% con carbón; 11% con petróleo; 11% con infraestructura, y 7% con hidroeléctricas. Por períodos, 57% de los conflictos se dio en los dos gobiernos de Uribe Vélez., concordante con la expedición de títulos mineros que pasaron de 2.000 a 8.000.