viernes, 7 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La Ocde no es optimista para este año ni para el próximo y deja una manto de duda sobre el futuro de la economía

La Ocde no es optimista para este año ni para el próximo y deja una manto de duda sobre el futuro de la economía

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), Ángel Gurría, dijo que la situación económica europea y mundial es “muy oscura y difícil (...) Estamos pronosticando que habrá crecimiento negativo este año y que en 2013 también caerá la economía europea (...) La situación en torno a Eslovaquia, en Europa y en el mundo es muy oscura y difícil”. El economista mexicano plantea que la zona euro ha perdido toda capacidad de maniobra en su política monetaria con miras a impulsar el crecimiento y que los países de la moneda única, “no tienen capacidad de política monetaria, porque en la zona del euro el tipo de interés ronda el 0% (...) Y dados los recortes en la esfera presupuestaria, para consolidar las finanzas públicas, lo que nos queda son cambios estructurales”.

 
No son comentarios afortunados para un momento de análisis y de perspectiva de que el nuevo año será mejor. Se teme que el impacto negativo que pueda tener el recorte del presupuesto de la Unión Europea para los fondos de cohesión para los países más débiles económicamente del club comunitario tenga consecuencias nefastas para la recuperación global. Pero lo que más le preocupa a los técnicos de la Ocde es el desempleo juvenil, que es un problema de toda Europa y en EE.UU. ¿Qué deben hacer las autoridades económicas frente a esta situación en que se enrarece el panorama internacional? No hay un camino distinto que impedir que la dinámica económica nacional se deprima con los frentes que soplan de Europa. Este 2013 tiene un componente optimista para la economía local representado en la puesta en marcha de los planes de desarrollo de las alcaldías y las gobernaciones y las obras que se ejecuten. Si 2012 fue el año de hacer las componendas políticas y de estructuración de los planes de desarrollo, el nuevo año que comience es el del necesario despegue.
 
A este factor se puede sumar también las ejecuciones o mínimas puestas en marcha de las obras que aprueben los órganos supremos de los proyectos vinculados al nuevo sistema de regalías. Así las cosas, planes de desarrollo más proyectos de las regalías deben convertirse en el motor de la construcción como un piñón público para evitar que la situación de Europa y de Estados Unidos nos pase la cuenta de cobro contagiándonos de recesión, que sería el escenario más inoportuno en esta coyuntura.
 
Y si el sector de la construcción puede emerger como la piedra angular de la protección de un ciclo económico negativo, hay otros sectores como el consumo y al agropecuario que tienen un reto superior y es no ser inferiores al papel que han venido jugando y hagan uso de elementos como la bancarización y las exportaciones, respectivamente, para ayudar a que el contexto mundial no nos golpeen.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2020 Más impuestos, el punto es cómo y cuándo vienen

Anif y Fedesarrollo coinciden en que otra reforma tributaria es inevitable, la clave es cuándo y cómo se va a desarrollar, pero el momento político va a jugar siempre en contra

Editorial 17/09/2020 Descentralizar como fórmula para avanzar

La descentralización fue una de las mejores herencias de la constitución de 1991, pero poco a poco el gobierno central extiende sus poderes a las regiones, hasta en los POT

Editorial 16/09/2020 Lo primero a derrotar es la incertidumbre

La falta de certeza del valor que tendrán las variables económicas mañana forma una coyuntura negativa para tomar decisiones, la vacuna o el remedio está en manos del Gobierno

MÁS EDITORIAL