jueves, 19 de diciembre de 2019

Con la salida de José Antonio Ocampo de la Junta del Banco de la República se abre el partidor a cambios sustanciales en la mecánica del Emisor como entidad independiente

EditorialLR

Mañana viernes se realizará la última sesión ordinaria de la Junta Directiva del Banco de la República de este 2019 que muy pronto llegará a su final en medio de dos situaciones muy buenas para el Emisor: la primera tiene que ver con los óptimos resultados del ejercicio financiero del banco que logró utilidades históricas, que quizá no se vuelvan a repetir en muchos años, al punto que podrá transferirle al Gobierno Nacional un monto superior a los $7 billones, cifra que bien le ahorra una reforma tributaria.

La segunda situación es que el banco central colombiano ha logrado algo inusual entre los banqueros regionales y es que le ha dado estabilidad a la tasa de intervención del mercado que se ha mantenido en torno a 4,25% desde hace casi dos años, enviando un mensaje de tranquilidad y seguridad a la banca multilateral, a las firmas calificadoras de riesgo y por supuesto al sistema financiero local, su principal cliente. Muy buenos vientos soplan en la gestión del Emisor, una entidad que curiosamente atraviesa por cambios internos de conformación que pueden dar con el traste a su preservada independencia.

A la llegada a la Junta Directiva del Banco de la República del prestigioso economista Roberto Steiner, se suma ahora la salida del economista más importante de la historia del país, José Antonio Ocampo, quien regresará a su puesto como profesor en la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de Columbia University, centro docente que le había otorgado una licencia para que prestara sus oficios como macroeconomista especializado en desarrollo al país. Era codirector del Banco desde mayo de 2017.

Ahora, todas las fichas se están moviendo pocos meses antes de la elección de un nuevo gerente del Emisor que se realizará a mediados del próximo año. Vale la pena recordar que la Constitución del 1991 diseñó la Junta del Banco con una serie de contrapesos políticos, dado que sus integrantes son elegidos por el Presidente de la República, norma que se pervirtió con las dos última administraciones que fueron reelegidas en las urnas. La situación ahora es que los seis miembros (gerente incluido) más el Ministro de Hacienda que hace parte de la Junta, han tenido una rotación inusual que puede atentar contra el esperado buen desempeño de la entidad más valorada de la economía.

Ocampo se retira en uno de sus mejores momentos al contribuir a la estabilidad de las tasas, al desempeño financiero y la buena reputación de la entidad central, pues su presencia le daba altura internacional y probidad académica. El economista caleño, es Ph.D. de la Universidad de Yale (diciembre de 1976) y B. A. en Economía y Sociología de la Universidad de Notre Dame (mayo de 1972). Posee las mayores distinciones que un economista latinoamericano puede lograr, tales como Doctor Honoris Causa en la Universidad Complutense; Doctor Honoris Causa en la Universidad Nacional de Colombia; Doctor Honoris Causa en la Universidad de San Marcos; pero el mayor uno de los mayores logros es haber sido candidato a la presidencia del Banco Mundial en nombre de un grupo de países en desarrollo en 2012.

El Presidente Duque tiene la palabra para actuar en el futuro del Banco de la República y contribuir con su conformación técnica que preserve una independencia bien manejada hasta ahora.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 07/08/2020 No es bueno que la variación de precios sea 0%

La gente no está comprando o consumiendo, así lo demuestra la nula variación de los precios en julio, lo que se convierte en una peligrosa tendencia para la recuperación económica

Editorial 06/08/2020 Cambiar el estilo de gerenciar en tiempos de crisis

Las juntas directivas deben entender y tomar decisiones en la alta gerencia de las empresas, pues la crisis puede demorar y se necesitan presidentes y gerentes con otras competencias

Editorial 05/08/2020 Solidaridad máxima con las instituciones

Es de perogrullo respaldar a las instituciones en una democracia y economía de mercado como Colombia, pero la construcción institucional se hace con base en las personas

MÁS EDITORIAL