.
EDITORIAL

Seducir a Amazon puede ser el primer paso

viernes, 29 de marzo de 2019

Si Colombia quiere avanzar en las revoluciones industriales debe atraer grandes compañías digitales que ayuden a superar el rezago tecnológico y nos dejen herencias

Editorial

No toda la economía de un país avanza a lo largo de las cuatro revoluciones industriales simultáneamente. Hay sectores que se van atrasando y pueden quedarse estancados o suspendidos en el tiempo, pero debe haber otros que tiren del motor y logren llevar el conjunto a novísimas etapas de desarrollo. Por ejemplo, si miramos el sector agropecuario colombiano de manera individual o segmentada, veremos que hay explotaciones o formas de producción que no han evolucionado a pesar de las transformaciones tecnológicas. Puede ser el caso de los cultivos como el maíz, la papa y el mismo café; también el grueso de los negocios ganaderos de la explotación de leche y carne. Todos ellos pueden seguir sobreviviendo tal como se hacía en los albores del siglo XX; al grueso de los colombianos dedicados a esas actividades no les ha llegado ni siquiera la segunda revolución industrial. Quiere decir esto que la mecanización es escasa, el uso de la energía es un lujo y todos siguen dependiendo de la mano de obra familiar y barata para ser competitivos en los mercados de vecindario local.


En cambio, hay otros sectores en donde la mecanización pasó rápidamente de los arados y telares a la computación y desde hace pocos años se han metido de lleno al mundo de las aplicaciones para teléfonos inteligentes. Esa Torre de Babel en que se hayan casi todos los sectores de la economía, más que un obstáculo para el desarrollo, es una gran oportunidad. El recolector de café lo hace de manera manual como hace un siglo, pero dispone de un celular para comunicarse con su familia, consultar su cuenta de ahorros o escuchar música; es una suerte de simbiosis de revoluciones industriales sobre las cuales se puede construir la nueva economía colombiana. La masificación de los celulares y los planes de datos en el país es un caso de éxito a nivel mundial y esa puede ser la piedra angular para llevar a todos los sectores a un estado de desarrollo superior, tal como lo experimentan los países que tienen todos sus sectores económicos en la meta de la cuarta revolución industrial signada por el internet de las cosas.

A ese entendimiento no se llega a punta de leyes, ordenanzas o acuerdos, pues el desarrollo no se decreta, pero sí ayudan las políticas públicas enfocadas a lograr esas metas. Lo más importante en ese camino es poder seducir a grandes corporaciones multinacionales para que se instalen en Colombia y nos dejen una herencia digital, tal como ocurrió a mediados del siglo XX en algunas regiones en donde industrias extranjeras dejaron redes manufactureras que hoy mantiene robustecido el sector privado y generan empleos formales. Es por eso que la creación de una filial en Colombia de Amazon Web Services, para atender nuevos emprendimientos, además de la consolidación de un acuerdo con el Sena para la formación del talento digital, se convierten en el camino para encontrar una hoja de ruta de transformación. Hoy Amazon Web Services tiene como clientes 2.300 agencias de gobierno, 7.000 instituciones de educación y más de 22.000 ONG que han utilizado dicha herramienta en el último año. Para que se den más de esas noticias se debe crear un clima de seguridad para los inversionistas y una fuerte disposición de aprendizaje, tal como lo han hecho las pocas economías que han logrado convertirse en desarrolladas en las últimas décadas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/05/2024 El país a merced del sicariato y la delincuencia

No se pueden gastar más palabras hablando de desarrollo y bienestar social cuando los gobernantes no garantizan lo mínimo, que es la seguridad de todos los colombianos

Editorial 17/05/2024 A la carreta se le está acabando el tiempo

El Gobierno Nacional debe entender que el tiempo se agota y le queda poco más de dos años, tiempo suficiente para pasar del dicho al hecho, para poder mostrar cosas materiales

Editorial 16/05/2024 ¡Un gran pacto nacional por el crecimiento!

La economía se aleja de la recesión, pero las cifras de crecimiento del PIB del primer trimestre son las peores desde el año de la pandemia, debe haber un pacto para mejorar