.
EDITORIAL

Matrícula gratis para mejorar la educación

jueves, 13 de mayo de 2021

Destinar $600.000 millones de los impuestos al pago de la matrícula de los universitarios más necesitados es muy oportuno porque ayuda a la calidad de la educación universitaria

LR

La reforma tributaria que retiró el Gobierno Nacional tenía entre sus presupuestos, y en la amplia justificación de motivos, pagarle la matrícula en los establecimientos públicos técnicos y universitarios a los estudiantes de bajos estratos, lo distinto ahora con la decisión del Presidente Duque de seguir adelante con ese propósito, es que los $600.000 millones que vale ese subsidio al año saldrán de un reacomodo del Presupuesto General de la Nación, aunque más temprano que tarde, el Ministerio de Hacienda deberá buscar más dinero para financiar esos programas de ayuda.

“Esto significa que cerca de 97% de los estudiantes en las universidades e instituciones técnicas y tecnológicas públicas tendrán cubierta su matrícula”, dijo Duque en Cali, al tiempo que justificó su política pública: “sabemos que la pandemia ha traído muchos efectos negativos en el ingreso de las familias y, por lo tanto, muchas familias expresaron la necesidad de poder tener un mecanismo para ayudar a cubrir los gastos de la educación y la educación técnica y tecnológica pública para nuestros jóvenes”. Ahora en lo que tienen que trabajar las instituciones de educación públicas y el Ministerio de Educación es en la construcción de un pacto por una juventud mejor educada a partir del diálogo con distintos sectores y regiones del país.

El origen de una política pública debe obedecer a un amplio análisis de la situación socioeconómica de los beneficiados porque los recursos son escasos y se ha tenido que reacomodar el presupuesto para darle más dinero a los establecimientos públicos, de tal manera que ellos asuman (con dinero de todos) el costo de la entrada de estos estudiantes a su sistema educativo. La matrícula gratis para miles de estudiantes de familias con bajos ingresos es un enorme avance y se convierte en un pilar fundamental de equidad; ahora en lo que se debe avanzar es en la calidad de esa educación y en que los beneficiarios puedan acceder a un trabajo cuando terminen sus estudios técnicos o universitarios. Para nadie es un secreto que Colombia cabalga en el desempleo juvenil a tasas promedio de 25%.

La matrícula gratis se suma a los viejos programas posicionados como “Ser pilo paga” que ahora se llama “Generación E” y que desde su presentación a la comunidad educativa había prometido pagar 100% de la matrícula para las universidades públicas. Lo verdaderamente importante no son los recursos sino los efectos de este dinero en la transformación social, y para ello el Ministerio y las instituciones educativas deben tejer una hoja de ruta de alto impacto en los jóvenes y sus familias, pues de lo contrario el dinero público se convertirá en plata de bolsillo de los rectores de turno. Es más de medio billón de pesos que debe notarse en los próximos años, pues los beneficiarios no solo tendrán un alivio económico, sino que obligará a las universidades a competir por estos estudiantes.

Se plantea el mejoramiento de la calidad y la reputación de las entidades porque instituciones técnicas y universitarias de carácter público, distintas a las mejores como la Nacional y la de Antioquia, tendrán que competir por estos alumnos para tener el dinero de la matrícula en su presupuesto. Una pieza fundamental de este novedoso engranaje es el Sisbén 4.0 que está en la capacidad de determinar con alguna certeza quién puede acceder al subsidio.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 24/06/2024 Solo 145.416 colombianos recién nacidos

Entre enero y abril, Colombia registró la cifra más baja de nacimientos en una década, una situación que empieza a preocupar, no solo por pensiones, sino por defensa y educación

Editorial 22/06/2024 No puede hacer escuela el pesimismo

La economía está signada por las expectativas, pueden ser optimistas o pesimistas, y cuando se trata de hacer negocios y multiplicar las inversiones, es mejor un oscuro panorama

Editorial 21/06/2024 Otro aire para las industrias creativas

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical, la culinaria marca el mapa en todas las ciudades y el fútbol es una industria pujante que entretiene y mueve la economía