.
EDITORIAL Los primeros cisnes para el nuevo año
miércoles, 5 de diciembre de 2018

El Saxo Bank liberó los “esperados sucesos inesperados” para la economía global en 2019, pero si miramos localmente, no estamos exentos

Editorial

Desde hace varios años el Saxo Bank se apoderó de las populares tesis de Nassin Taleb sobre los eventos inesperados que ponen patas arriba a la economía y la sociedad, conocida como la Teoría del Cisne Negro, que se explican como “casos atípicos, por fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que puede apuntar de manera convincente a su posibilidad; tienen impacto extremo, y finalmente, a pesar de su rareza, la naturaleza humana logra explicarlos”. De estos hechos, raros, de impacto extremo y con retrospectiva, pero no prospectiva, está cargada la economía moderna que espera con pasividad algún cisne negro cada año. El banco de inversión danés -solo opera online- dice que varias cosas pueden cambiar el mundo en 2019. El primer suceso es que “Apple compre Tesla”, una de esas noticias que pondría de cabeza el orden mundial, al tiempo que catapultaría la sociedad a otra etapa de desarrollo. El impacto de sucesos inesperados en el campo tecnológico es enorme en un mundo en el que casi todos los países son gregarios y sus leyes son traslúcidas para las disrupciones.

En la dimensión política, el banco danés plantea otro cisne que llega de Estados Unidos: el cese del presidente de la FED; es decir que Trump eche de su cargo a Jerome Powell quien está al frente de la Reserva Federal desde hace poco tiempo. La noticia en los mercados mundiales sería un tsunami de graves consecuencias. Mientras la compra de Tesla por Apple sería un episodio de gran impacto en el desarrollo digital que reordena los hogares (hogar u oficina), la salida abrupta de Powell sería una noticia extraordinaria de puertas para fuera (gobiernos) y sistema financiero internacional. Ambos sucesos le pegarían de frente a una sociedad colombiana altamente conectada con Estados Unidos o dependiente de sus fases industriales. Otro de los sucesos del Saxo es una inesperada recesión en Alemania, que llevaría al traste el eje rotatorio de la política financiera en Unión Europea y que sería un Brexit de arca mayor, en un momento en el que los países comunitarios no se reponen del impacto sicológico que supuso la salida de Gran Bretaña de a eurozona. El punto a reflexionar en medio de todos estos sucesos -no son tragedia griegas- es que tienen rastros de seriedad. Si miramos por ejemplo en el caso de la recesión alemana, vemos como el sector automotriz de ese país está siendo atacado por la guerra arancelaria y ha sufrido los coletazos del enfrentamiento de China con Estados Unidos y sus cifras se han ido deteriorando, tal como ha sucedido con casi todas las automotrices del mundo. En conclusión un suceso no tan alejado de la realidad. Saxo dice que el frenazo de la industria, que supone 14% del PIB alemán, podría llevar este país a la recesión en el tercer trimestre de 2019.

Todos esos sucesos son improbables, pero no imposibles; obedecen al mundo de los escenarios, predicciones, cosas eventuales sobre las cuales hay que estar preparados para poder actual si llegaran a suceder. Pero el cisne negro para 2019 que más puede impactar. como factor externo, a Colombia es que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial dejen de utilizar el PIB como criterio principal para medir la actividad económica de los países. Si esto pasa tal vez nos demos cuenta que somos más pobres de lo que veíamos pensando.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 02/08/2021 Dos debates que deberían darse juntos

El Congreso debe debatir sobre impuestos y presupuestos, temas que tienen que ir más unidos para que el deber de pagar impuestos se asocie con el derecho a pedir

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

Editorial 30/07/2021 Tras las líneas del discurso de Pedro Castillo

Las palabras del nuevo presidente de Perú, en su toma de poder, están cargadas de aires bolivarianos que ya se habían escuchado a Chávez y cae en los mismos resentimientos

MÁS EDITORIAL