.
EDITORIAL Los paños de agua tibia de Maduro
jueves, 22 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El desenlace de las medidas que adoptó el Gobierno socialista están por verse, pero no soplan buenos vientos sobre Venezuela

El modelo económico de nuestro país vecino, Venezuela, está haciendo agua. No solo se trata de la falta de seguridad jurídica para las empresas nacionales y extranjeras que hacen inversiones y negocios allí, sino el colapso en el manejo de los fundamentales como son los precios y la oferta de productos de abastecimiento básico. A estos erráticos problemas de puro manejo gubernamental se suma el bajo precio del petróleo en los mercados internacionales y a la escalada de la inseguridad en la sociedad venezolana. No hay noticias buenas que puedan generarse en un contexto como ese, lo que obligó al presidente, Nicolás Maduro, a tomar medidas extremas para no llevar al país a un caos largo y doloroso.

Lo primero que hará será subir el precio del galón de gasolina que es el más bajo del mundo, al punto que una botella de agua vale mucho más que un par de litros de combustible para vehículos. Una medida que generará un descontento social a otro nivel y pondrá en veremos la continuidad del modelo socialista. ‘El Caracazo’ de 1989 se dio después del anuncio de un paquete de reformas económicas. El venezolano puede tanquear 60 litros de gasolina por menos de un dólar. En su informe anual ante la Asamblea legislativa, Maduro dijo que “llegó el momento” de subir la gasolina, la más barata del mundo y que le cuesta al fisco unos US$12.500 millones de dólares por año en subsidios. En otras palabras el ‘pueblo’ tendrá que pagar los errores de los gobernantes. La economía está en recesión y hay niveles de precios casi de hiperinflación, situación que se profundiza con la caída de más de 50% en los últimos cuatro meses de los precios internacionales del petróleo, su mayor fuente de divisas.

La subida de la gasolina desinsentivará el contrabando de combustibles hacia Colombia como una noticia buena para nosotros, pero el de otros productos se mantendrá y seguirá su tendencia al alza, pues los tres tipos de cambio usados para controlar las importaciones se mantienen como algo exótico que llevará al país a un descontrol cambiario sin precedentes. La única noticia buena es que el desempleo es muy bajo solo llega a 5,5% y que los incrementos salarias son muy elevados, no obstante con el dinero no se consiguen muchas cosas. Las ventas de carros se han caído a niveles increíble, solo se venden unas 10.000 unidades cada año.

La crisis tiene muchas consecuencias en la economía de frontera y deja huella en las cuentas de empresas locales. Lo que más se vende en el vecino país por estos días de crisis son cabezas de ganado, carne congelada leche en polvo, leche UHT, mantequilla, margarina, aceite, pollitos de un día, huevos y harina de trigo. Seguramente, el comercio de estos productos seguirá en positivo.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 29/07/2021 Las paradojas económicas del dólar a $4.000

Si se observa la tendencia del dólar durante el último año, pareciese inevitable que supere $4.000 y siga de largo, una situación que no deja de tener cosas buenas, pero otras no tanto

Editorial 28/07/2021 No hay que dejar enredar la tributaria

Aprobar la nueva reforma tributaria es el punto de partida para recuperar el grado de inversión perdido y devolverle la estabilidad a la creciente devaluación del peso

Editorial 27/07/2021 Su nombre lo dice "planeación nacional"

Para los seguidores de los asuntos económicos el Departamento Nacional de Planeación es un ministerio más, pero para los técnicos debe ser la entidad que planee la Colombia del futuro

MÁS EDITORIAL