.
EDITORIAL Las cosas que marchitan el sistema pensional
jueves, 23 de septiembre de 2021

Los fondos privados pueden quejarse de que no hay muchas condiciones para competirle a Colpensiones luego de que el Gobierno apoyara cambiar de regímenes en el presupuesto de 2022

  • LR

No hay mucha seguridad jurídica para los fondos de pensiones del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, y a la luz de los últimos acontecimientos, cualquier cosa le puede suceder al maltrecho sistema pensional colombiano antes de que sea reformado, en donde coexisten dos sistemas: uno público y el otro privado, pero que en los últimos años ha experimentado una autentica desbandada hacia el Régimen de Prima Media. Este, administrado por Colpensiones que cada mes ve llegar miles de otrora cotizantes o ahorradores en las AFP.

Esto se debe a la falta de información y a la creencia popular de que las pensiones alcanzadas con los privados son inferiores, que no se pueden heredar y que tienen los mismos riesgos del mercado financiero, tal como ha sucedido con la rentabilidad de las cesantías. Son muchos bulos y las creencias que están haciendo inaguantable la reforma pensional a la que las últimas tres administraciones le han venido sacando el cuerpo.

Lo peor de todo es que el Gobierno Nacional no ayuda y colabora con los detractores del sistema pensional vigente al meterle en la discusión del presupuesto un “articulito” que modifica el artículo 13 de la Ley 100 de 1993 que reza que un afiliado se puede trasladar entre AFP y régimen público cada cinco años. Pero hay un límite de edad para pasarse desde fondos privados a Colpensiones, que es cuando la persona está llegando a la fase final de la cotización. Este tiempo máximo de edad es de 10 años antes de cumplir la edad para pensionarse, (62 años para hombres y 57 en las mujeres).

La ventana que abrió el Ministerio de Hacienda con el “articulito” es para las personas que justifiquen su decisión de pasarse de las AFP a Colpensiones, podrían hacerlo el próximo año electoral, siempre y cuando sean hombres mayores de 52 o mujeres arriba de 47 años, y que hayan cotizado como mínimo 750 semanas en los fondos.

Es una auténtica Caja de Pandora la abierta por la cartera económica que no solo vale unos $4 billones, sino que puede comenzar el debate populista de que los cotizantes pensionales puedan retirar un porcentaje de su ahorro, tal como sucedió en Perú y Chile, con la distracción de que es para recuperar la economía.

No se puede olvidar que uno de los sectores dorsales en el mercado secundario y en desarrollo de la infraestructura son los fondos de pensiones y que si se les socava su solidez financiera puede hacer agua el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad y volveríamos al sistema quebrado del Seguro Social. No tenía ninguna necesidad el Gobierno Nacional con tocar en el presupuesto este espinoso asunto que puede complicarse en medio de la agitada discusión política que se avecina.

Hubo fallas estructurales al comienzo de la Ley 100 de 1993 en materia de pensiones, cuando se dio vía libre a la formación de los fondos privados, por ejemplo, que no se reglamentó con exigencia la información precisa a los jóvenes que empezaban a cotizar, pues muchas empresas privadas y el sector público en particular, reclutaron sin muchos datos, desde las oficinas de personal, a los nuevos cotizantes quienes hoy reclaman que fueron empujados a un ahorro que no entendían o del cual no fueron bien documentados.

Hay cosas que marchitan el sistema y una de ellas es el “articulito” en el presupuesto, un auténtico mico.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/10/2021 El clima electoral no debe dañar el clima empresarial

La recuperación al cierre del año va a ser elocuente, pero los nubarrones que se ciernen desde la dimensión política, pueden dañar el buen clima que ha cogido la economía

Editorial 23/10/2021 Minería necesita reglas claras para inversiones

La cifra de crecimiento económico sorprende con un eventual 9,5% que puede subir a 10%, pero no será igual para todos los sectores; la minería no tendrá ningún repunte este año

MÁS EDITORIAL