.
EDITORIAL La inflación ha muerto... ¡Viva la inflación!
viernes, 5 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

¿Cuál es el mínimo de inflación que requiere una economía? La clave está en mantener el poder adquisitivo de los consumidores

¿Cuál es el mínimo de inflación que requiere una economía? La clave está en mantener el poder adquisitivo de los consumidores
 
La expresión original del título de este comentario editorial es realmente: “El Rey ha muerto, ¡Viva el Rey!” y que se popularizó más tarde con otra frase famosa: “A rey muerto, rey puesto”. Se trata de un dicho popular extendido en la vieja Europa con mucha tradición y que se exclamaba delante del pueblo para despedir al soberano fallecido y para reconocer de inmediato a su sucesor. Puede significar la rapidez o ligereza en la elección de algo; que lo muerto es lo mismo que lo vivo; que nadie es irremplazable o simplemente -como en este caso- que una inflación baja o derrotada no quiere decir que no exista inflación y que este flagelo de la economía siga actuando como el impuesto de los más pobres.
 
La inflación anual se situó en 2,09%, superior al 2% que se reportó hasta mayo. Una cifra baja a simple vista, pero alta si se tiene en cuenta que es la variación que muestran los precios de los alimentos, la vivienda y los servicios públicos. En pocas palabras todas esas obligaciones que tienen los hogares colombianos y muy parientes de las estructura de necesidades. La inflación es la inflación y se mide con el Índice de Precios al Consumidor y determina el comportamiento de los bienes y servicios. Efectivamente es como un impuesto no regulado que se lo lleva la nada en la mayoría de las veces, pero que casi siempre obedece al comportamiento del mercado y la producción. 
 
En tiempos de mucho sol o lluvia los alimentos se ven afectados; cuando hay alzas en los combustibles se impacta el consumo y los transportes, y cuando hay tasas bajas para comprar casa, el indicador que mide la vivienda subirá irremediablemente. Siempre habrá inflación en una economía emergente como la nuestra y la tendencia será al alza. Difícilmente ocurrirá lo que ha sucedido en Japón en la última década que tiene que ver con una caída del IPC y una extraña deflación que es de difícil remedio, pues los consumidores dejan de comprar con la aspiración de que mañana todo sea más barato.
 
La inflación ha muerto... ¡Viva la inflación! Es una forma de decir que así los precios al consumidor no tengan mayor variación o representen qué tan caro es el consumo de bienes y servicios, existirá una tendencia inercial a que el dinero no tenga el mismo poder adquisitivo. No en vano la Constitución del 91 le puso la tarea al Banco de la República de mantener un peso que represente efectivamente el valor del trabajo y de los salarios. Una inflación anualizada que ligeramente supera 2% y que está bajo control es motivo de tranquilidad, pero no de alegría, pues las tasas de interés con las que se paga el consumo tradicional siguen pegadas a la usura, rondando 30%. El Emisor hace su tarea como también deben hacerla los bancos de primer piso. 
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 05/08/2021 El experimento del bitcoin en El Salvador

El FMI está en contra de las criptomonedas, las acusa de poner en jaque al sistema financiero, al consumidor y a los Estados, aún no pueden ser monedas de uso legal en los países

Editorial 04/08/2021 Mirar con lupa el desempeño en Tokio

Los resultados de Colombia en los olímpicos dejan mucho que desear, justo cuando se lanzó un ministerio exclusivo para el deporte y que el histórico de las medallas subía

Editorial 03/08/2021 La jugada de Ecopetrol para hacerse con ISA

De quien haya sido la idea de que Ecopetrol comprara ISA, fue un camino expedito para que ese activo se conserve de carácter mixto, mientras las circunstancias del país mejoren

MÁS EDITORIAL