.
EDITORIAL

El dilema del Emisor de subir más la tasa de interés

miércoles, 16 de diciembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Emisor hoy tiene más dilemas que los de hace meses cuando actuaba por efecto reflejo de lo que hace la Reserva Federal, no todo está en subir tasas.

La noticia más esperada del año en el tema económico se ha hecho realidad: la Reserva Federal de Estados Unidos subió sus tasas de interés 0,25 puntos para llevarla hasta 0,50, en una acción que no se realizaba desde 2006, poco antes de la gran crisis hipotecaria de 2008. La decisión tiene dos implicaciones en el corto plazo: la primera tiene que ver con el acceso a nuevos capitales que será más costoso, mientras que la segunda nos plantea que es inevitable una absorción de inversiones financieras, generando una dañina salidas de capitales de las economías emergentes.

Es lógico pensar (más bien simplista) que los mercados emergentes deben subir las tasas inmediatamente como un efecto reflejo a lo que dicta la FED, pero las cosas han cambiado este año y el estado general de la economía global es muy distinto al de otras épocas. Lo primero es que hay una estabilidad económica y una alta dosis de tranquilidad en términos de PIB (calma chicha), pero al contrario de 2006, el fenómeno de la inflación en los distintos países no es el mismo. Digamos que es un ‘mundo raro’. La gran devaluación de las monedas como el peso colombiano, no ha disparado las exportaciones del país, que está experimentando una resurrección inesperada de la inflación, a lo que se suma la caída en los precios de los commodities. Quiere decir el anterior contexto que es un escenario internacional nuevo para los codirectores del Banco de la República que ahora tendrán que rehacer sus escenarios económicos con unas variables que antes no habían tenido que conjugar.

Dice Wall Street Journal que las economía similares a la colombiana deben “elegir entre dos extremos infelices: mantener las tasas bajas y aceptar la posibilidad de que la decisión pueda desencadenar una nueva y dañina ola de salidas de capitales, o seguir los pasos de la FED y posiblemente enviar a la recesión a economías que ya están en dificultades (...) Brasil, Colombia y Turquía elevarán sus tasas de interés para controlar la inflación. No obstante, en Rusia, Malasia y Polonia, es probable que los bancos centrales continúen con políticas de flexibilización monetaria para estimular el crecimiento”.

Según las cuentas de J.P. Morgan Chase para el mismo periódico, “este año, se prevé que los países emergentes crezcan 4%, el ritmo más débil desde 2009. La inflación también es más tenue, en torno a 4,5% este año en estos países, por debajo de 5,8% de 2004”. Este no es el panorama colombiano, pues debe enfrentar el alto impacto de la devaluación en la canasta familiar, el Fenómeno de El Niño en los precios y una desaceleración en sectores neurálgicos como minas y energía. No está claro -según estas cuentas- cuál deba ser la posición del Emisor en torno al manejo de las tasas de interés, si seguir subiendo hasta llegar a 7% o utilizar otros mecanismos que no afecten la necesaria inyección de capitales más frescos. 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/04/2024 Debe ser un imperativo bajar la pobreza

Como se mida la pobreza, es un asunto sin dolientes en el Gobierno, a la luz de las políticas públicas que se diseñan para sacar de ese estado a una buena parte de la población

Editorial 20/04/2024 Es urgente avanzar en productividad

Más que nuevos días festivos, el país económico necesita producir para reducir la pobreza y disminuir la precariedad, objetivos que solo se consiguen si la productividad aumenta

Editorial 19/04/2024 El momento del Banco de la República

Avanza la idea de que el Emisor maneje la fiducia que contiene el grueso de las pensiones de los colombianos, una idea que da confianza, pero que puede tener preguntas