.
EDITORIAL Cuando la globalización llegó a Crimea
lunes, 3 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rusia se juega con la férrea defensa de Crimea su más fuerte bastión económico y geoestratégico. Ya nada es como antes.

La historia no siempre gatea, en ocasiones da saltos, dice Taleb en su Cisne Negro. Y eso parece ser lo que se fragua en Ucrania y más particularmente en la región de Crimea. Empecemos por plantear una hipótesis que se irá desarrollando con el paso de los días hasta consolidarse en pocos años. 

Uno de los problemas para la Rusia actual de Vladimir Putin, tiene que ver con el control de la República Autónoma de Crimea, por parte de las nuevas autoridades de Ucrania. A los ojos de los entendidos en el tema, esta nueva situación puede llevar a perder Sebastopol (región rica en gas) en el corto plazo y con ello la flota del Mar Negro; y a un plazo más largo, a perder el control del Caucaso Norte. Todo un juego geoestratégico hipotético donde se plantea el escenario europeista de que la influencia alemana pueda llegar hasta los campos petrolíferos de Bakú.

Volvemos a Taleb para citarlo de nuevo y decir que “la historia es opaca. Se ve lo que aparece, no el guión que producen los sucesos, el generador de la historia”. Aunque Crimea pertenece a Ucrania siempre ha sido foco de discordia con Rusia, la población actual no pasa de 2,3 millones de habitantes (menos gente que Cali o Medellín) en donde la mayoría son rusos, cerca de 60%, los grupos étnicos restantes son ucranos 22% y tártaros 12%. Lo normal es lo que está pasando y que el gobierno pro-ruso de Crimea se alistara al lado de los intereses de Putin, dejándole a los europeos la papa caliente de Ucrania, país muy similar en sus cifras macroeconómicas a Colombia: 45 millones de habitantes; US$340.000 millones de Producto Interno Bruto; Ingreso Per Cápita de US$8.000 y por un dólar cambian 9 grivnas, su moneda que eventualmente sería reemplazada por el euro si la Unión gana terreno.

Ayer los mercados financieros internacionales sintieron la decisión de mover tropas de Rusia a Crimea para proteger a sus nacionales, y en esa jugada perdió la economía rusa que se convierte en un nuevo foco de incertidumbre, el Micex cayó 12%; el rublo se devaluó un 6% y el Banco Central de Rusia tuvo que subir las tasas de 3% a 7%. Igual sucedió con el precio del petróleo que subió hasta los US$105 el barril de WTI, presionado por la situación en el mar Negro. Nada parece aclararse por ahora máxime el ultimátum de la Flota Rusa en el Mar Negro que ha amenazado con responder violentamente si las tropas de Ucrania en Crimea no se rinden antes de las 4.00 horas de esta madrugada. Un polvorín puede estallar con graves repercusiones para la estabilidad de la Unión Europea y el mismo Fondo Monetario Internacional que tendrán que entrar a rescatar la economía de Ucrania para que no caiga en picada, pues no está en capacidad de librar una guerra con su vecino Rusia.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/09/2021 El presupuesto no es ley de leyes donde todo cabe

La corte debe estar atenta porque el ministerio de Hacienda convirtió el presupuesto en una súper ley a la que le cabe de todo como refor-mar pensiones y acabar garantías políticas

Editorial 24/09/2021 Borrar con el codo lo que se hace con la mano

Luego de haber sacado con gran probidad la reforma tributaria por más de $15 billones, yerra el MinHacienda al pretender cargar el erario con traslados pensionales exprés

Editorial 23/09/2021 Las cosas que marchitan el sistema pensional

Los fondos privados pueden quejarse de que no hay muchas condiciones para competirle a Colpensiones luego de que el Gobierno apoyara cambiar de regímenes en el presupuesto de 2022

MÁS EDITORIAL