.
EDITORIAL

Casi tres millones de desempleados deben importar

lunes, 3 de abril de 2023

En febrero hubo 2,8 millones de desempleados, unos 365.000 menos que hace un año, pero no hay una política pública para generar más trabajos formales y una economía creciente

Editorial

La reforma laboral que ha puesto sobre la mesa de discusión el Ministerio de Trabajo, en cabeza de Gloria Inés Ramírez, falla en cuatro temas fundamentales ausentes y huérfanos en la actual administración: no tiene como eje fundamental la generación de empleo, desconoce los males de la informalidad, no habla de productividad y tampoco cruza sus objetivos con el rediseño del sistema pensional en ciernes.

En febrero pasado hubo 2,8 millones de desempleados en Colombia, unos 365.000 menos que hace un año, lo que puede leerse como una situación favorable; pero si bien es una buena noticia, la arqueología laboral dicta que ningún Gobierno Nacional ha logrado que el desempleo baje de entre 2,5 millones de personas sin trabajo y los tres millones; una cifra que a todas luces es endémica en un país que supera los 50 millones de personas y que se ha vuelto foco de atracción para migrantes venezolanos.

La tasa de desempleo es de 11,4%, menor en 1,5 puntos porcentuales a la reportada en febrero de 2022, pero lejos del dígito esperado y que representaría más o menos un par de millones de personas que sería el número óptimo. La tasa global de participación cayó de 64,2% a 63,8%, mientras que la de ocupación subió de 55,9% a 56,5%. Por género, la tasa de desocupación de hombres es de un dígito, 8,6%; mientras que la de las mujeres es de 15%.

Es imperativo que el desempleo sea una de las tareas a desarrollar por el Gobierno Nacional, debe reforzarse antes de que llegue a su primer año, máxime ahora que ha puesto sobre la mesa una reforma laboral que en ninguno de sus apartes vela para que el sector productivo se motive a generar nuevos puestos de trabajo formales. Es elocuente que el país público y privado debe originar más puestos para trabajadores, especialmente para jóvenes y mujeres que parecen no existir para las políticas públicas laborales.

Si bien no se habla de más empleos en la reforma laboral, es igualmente preocupante que carezca de objetivos para reducir la informalidad que está establecida culturalmente en las regiones y en varios sectores. No hay incentivos para que los mismos trabajadores busquen empleos formales y puedan aportar a su seguridad social.

Ausencia que va en contravía de la reforma pensional que organiza la población en pilares, unos subsidiados y otros con aportes propios, pero por ninguna parte aparece la lucha frontal contra la informalidad, que puede ser la mitad de la economía.

Más postmoderna sería la reforma si abordara el tema de la productividad asociada a las jornadas laborales. Tampoco se habla en la iniciativa del Gobierno Nacional de la actividad productiva ni de su necesidad de medirla para mejorar los salarios.

Es una reforma sin elementos creativos tendientes a generar más puestos de trabajo. Olvida que Quibdó (30,1%), Ibagué (19,3%) y Riohacha (17,9%) se mantienen en el top tres de las ciudades con las tasas de desempleo más altas.

No se puede hablar de mejorar el trabajo de las personas solo para quienes tienen un empleo, pues la proporción de la población ocupada que es informal llegó a 58,4% en febrero, según las cifras del Dane, lo que muestra una reducción de 1,2 puntos porcentuales frente al mismo mes del año pasado, pero sigue siendo uno de los temas ausentes.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/06/2024 Paños de agua tibia contra un gran problema

El Ministerio de Hacienda presentó el marco Fiscal de Mediano plazo, cuentas que no son alegres, pero que tampoco aportan una luz al final del túnel de crecimiento mediocre

Editorial 14/06/2024 Renace el miedo a la devaluación precipitada

El peso es la moneda más devaluada en junio con 6,77%, una situación que no se veía desde diciembre del año paso, lo que dispara las alertas por los efectos en la inflación

Editorial 13/06/2024 El problema de que los precios no bajen más

Así la inflación de mayo sea menor a la del mismo mes del año anterior, no es un buen dato que entre el cuarto y el quinto mes corridos la baja de los precios se haya estancado