.
EDITORIAL

Apuntes clave para discutir más impuestos

martes, 23 de marzo de 2021

El Gobierno aspira en su tercera reforma tributaria recoger unos $25 billones; $7 billones de IVA, $12 de rentas, $1,5 de patrimonio, $1,5 de dividendos y $3 compensados

Editorial

Nadie duda de la necesidad de pagar las grandes cuentas o facturas que ha dejado y va a dejar la pandemia, que se reflejarán ineludiblemente en el abultado déficit fiscal para este año, calculado en 8,6% del PIB. Se han esfumado unos $80 billones divididos en dos mitades de $40 billones; una para atender la calamidad, mientras que la segunda se da por la caída económica mirada desde el hueco en el recaudo. El Gobierno Nacional está empeñado en una búsqueda afanosa de recursos frescos para no ser inferior al reto de sacar al país de la peor crisis económica de la historia, por lo que ha pintado la nueva reforma tributaria bajo seis pilares: gastos social, ayudas a la educación, subsidios a las pequeñas empresas, extensión de las ayudas a la nómina de las empresas, no subir el IVA a la canasta familiar y seguir promoviendo el primer empleo como fórmula para sacar a los jóvenes de la espiral de la pobreza.

Impuestos son impuestos y tienen una justificación de motivos luego o durante una pandemia. La fuente casi inagotable de tributos proviene de dos grandes manantiales: IVA y renta de personas y empresas, pero con dichas “fuentes inagotables”, si no hay crecimiento económico, no hay abundancia. La Ley de Financiamiento de la administración Duque, que después tumbó la Corte, quería buscar $19 billones iniciales y luego $14 billones, esta tercera, diseñada para pagar los estragos del covid y lograr que las firmas calificadoras de riesgo mantengan el grado de inversión, le debe apuntar a no menos de $25 billones. Para conseguirlos, de IVA -se dice- van a recaudar entre $7 y $8 billones; para lograrlo deben armar un puzzle ganador de pasar bienes y servicios de 0% de IVA a 5%, o darse el lapo de hacerlo saltando hasta 19%. Además, jugar con la ingeniería de los tributaristas de pasar de excluidos a exentos o ponerlos a todos en las mismas condiciones, pues esa discusión siempre deja orificios por donde se evaden o eluden impuestos. Hoy, casi 55% de la canasta familiar tiene IVA, puede que se dé un salto de hasta 60% o 70%; eso sí, respetando la promesa de no grabar los productos básicos como leche, huevos o carne.

En el capítulo de la renta se pueden hacer cuentas alegres de recaudar unos $12 billones. Para lograrlo deberán ampliar la base tributaria de quienes hoy declaran renta que son los que ingresan más de $48 millones al año, solo 3% de los colombianos, grupo que podría aumentarse si se baja el monto a unos $30 millones, es decir $2,5 millones mensuales. Será muy duro para casi 1,2 millones de personas en esta condición, que deberán aportar casi $100.000 anuales. Ya lo había advertido el ex presidente Uribe: las pensiones por encima de $7 millones pueden ser gravadas y se reducirán los beneficios de las cuentas especiales como las pensiones voluntarias y las llamadas AFC. Con todas esas maromas tributarias que debe empezar a armar el Congreso, luego de que se radique el articulado en la comisión cuarta de la Cámara de Representantes, el Gobierno procurará que la oposición y los formadores de opinión pública interpreten bien toda esta artillería contributiva, pues la situación no es fácil. Un apunte final muy curioso, pero más preocupante: ¿por qué el Gobierno Nacional se mete a fondo con los evasores de impuestos y no se habla de cárcel, en cambio decide meterse con los consumidores con el IVA y con los asalariados con la retención en la fuente? Nadie sabe.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 19/04/2024 El momento del Banco de la República

Avanza la idea de que el Emisor maneje la fiducia que contiene el grueso de las pensiones de los colombianos, una idea que da confianza, pero que puede tener preguntas

Editorial 18/04/2024 El peor trimestre en los últimos 15 años

La venta de vivienda e inicios de obras en el sector de la construcción van de mal en peor; Camacol ya lanzó alertas sobre la situación, pero el Gobierno Nacional y sector bancario no copiaron la realidad de las cosas

Editorial 17/04/2024 Con el peor dato de inflación y crecimiento

La economía colombiana no va bien y, peor aún, se percibe la inseguridad que reina en todos los rincones del país, el crecimiento del PIB para 2024 será de 1,1% y la inflación de 6,4%