.
EDITORIAL

Algo bueno debe salir del revuelo de líneas aéreas

lunes, 27 de febrero de 2023

Colombia es el único mercado de la región en donde los grandes jugadores aéreos compiten sin denuncias de monopolios y el único ganador de la pelea por Viva debe ser el consumidor

Editorial

El mercado aéreo colombiano tiene unas características bien interesantes: es el único de la región en donde no hay un monopolio de una empresa pública o privada; la tasa de crecimiento del sector está por encima del promedio y alcanza 12%; la operación interna entre ciudades y regiones es más dinámica que en cualquier otro país, incluso unos más grandes, y lo más importante, la mala infraestructura carreteable sumada a la inseguridad crónica, hacen que los consumidores viajeros prefieran pagar altos costos de los tiquetes en aviones antes que exponerse a viajar por tierra.

Mientras en el grueso de los países del vecindario, Latam o Copa dominan ampliamente en participación en los mercados, en Colombia, Avianca siempre ha conservado el primer lugar, pero tiene que disputar ruta a ruta, pasajero a pasajero su cuota de mercado que no supera 40% con esas compañías chilena y panameña, respectivamente.

Además, operan otras locales como EasyFly, Ultra y la estatal Satena, en una operación cada día más eficiente y demandada. Con la quiebra de Viva, una aerolínea extranjera de bajo costo, el mercado aéreo colombiano atraviesa por una gran revolución para quedarse con las rutas, aviones, y por supuesto, con los pasajeros.

Avianca fue la primera empresa en ofrecer una integración con la aerolínea de la archiconocida Ryanair, a la jugada reaccionó Latam haciendo una propuesta similar, y como colofón de las movidas aeronáuticas para pisar más fuerte en el mercado local, apareció, JetSmart, otra empresa chilena que quiere a Viva y puso a disposición del Gobierno Nacional la posibilidad de identificar oportunidades con el fin de abrir rutas domésticas, planteamiento hecho a la Aeronáutica Civil, entidad encargada de organizar todas estas movidas.

La pelea es por morder un mercado que mueve más de 35 millones de pasajeros y unas 900.000 toneladas de carga; un negocio muy interesante en un país que supera los 50 millones de potenciales usuarios. De esos casi 35 millones de pasajeros, 25 millones corresponden a pasajeros nacionales y los otros 10 millones a viajeros internacionales.

El fenómeno es muy interesante porque crece casi que exponencialmente, no es sino mirar lo que está pasando en los aeropuertos: desde Bogotá se movilizan unos 22 millones de viajeros; de Medellín 8 millones; y Cali unos 5 millones, cada año, sumando viajeros nacionales e internacionales, además ciudades como Cartagena, Barranquilla y Bucaramanga son cada vez más atractivas y demandan más servicios aéreos.

Y hay otra particularidad que hace de Colombia un mercado más sólido y prometedor en el futuro, reabiertas las relaciones con Venezuela son muchos los venezolanos que viven en Colombia que demandarán rutas desde Colombia a Caracas, que seguramente tendrá nuevos competidores; otra cosa adicional, ya hay distintas rutas que no pasan por Bogotá y departamentos que han adquirido mercado propio como es Montería, Santa Marta, Ibagué o Popayán.

El lunar es que el Ministerio de Transporte y la Aeronáutica no han sido eficientes en modernizar rutas, entender las nuevas regiones, de tal manera que el único ganador de esta pelea por el mercado sea el consumidor. Lo de Viva es solo un eslabón de un mercado vibrante que hace que nuevos inversionistas miren al detalle grandes inversiones.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/04/2024 El peor trimestre en los últimos 15 años

La venta de vivienda e inicios de obras en el sector de la construcción van de mal en peor; Camacol ya lanzó alertas sobre la situación, pero el Gobierno Nacional y sector bancario no copiaron la realidad de las cosas

Editorial 17/04/2024 Con el peor dato de inflación y crecimiento

La economía colombiana no va bien y, peor aún, se percibe la inseguridad que reina en todos los rincones del país, el crecimiento del PIB para 2024 será de 1,1% y la inflación de 6,4%

Editorial 16/04/2024 El problema del agua es más de oferta y previsión

Colombia puede estar a semanas de cerrar un círculo trágico en donde se junten varias crisis sistémicas: agua, electricidad, salud y mala movilidad (a la que nos acostumbramos)