.
EDITORIAL

“Al desayuno se sabe cómo será el almuerzo”

martes, 23 de enero de 2024

Presupuesto para 2024

Foto: Gráfico LR

No hay que esperar a que la luna de miel de los primeros 100 días dicte la sentencia de cómo serán las gobernaciones y alcaldías, desde el desayuno se sabe cómo será el almuerzo

Editorial

Es cierto que no han pasado ni 30 días desde que se posesionaron los nuevos 1.103 alcaldes y los 32 gobernadores, además de los miles de concejales y centenares de diputados, pero a juzgar por los primeros 23 días de su gestión solo se han dedicado a mirar con retrovisor las cosas y a echarles la culpa del desgreño recibido al Gobierno Nacional o a sus antecesores, olvidando de tajo que fueron elegidos para hacer avanzar el país local y regional, no para gastarse el comienzo de sus mandatos distribuyendo responsabilidades fiscales o de líos de corrupción.

El país político habló y eligió el último domingo de octubre pasado a líderes que en su mayoría no comulgaban con la administración Petro, pero esa decisión de los electores no quiere decir que es un respaldo a no tener las cosas claras ni a saber qué hacer para hacer funcionar alcaldías y gobernaciones. Hay que empezar a gobernar ya, hay que hacer cambios estructurales, enderezar las cosas, recuperar el orden público, organizar las cuentas y construir las infraestructuras que necesitan pueblos, ciudades y departamentos para ser más competitivos, generar empleo, mejorar el recaudo, pero sobre todo, para sacar a Colombia del subdesarrollo en el que se haya sumido.

Dicta el adagio popular que “al desayuno se sabe cómo será el almuerzo”, hay alcaldes aún en empalme, sin nombrar funcionarios clave, sin saber cómo comenzar y lo peor de todo, a echarles mano a funcionarios de sus antecesores que han estado allí por décadas sin dar los resultados que la gente necesita. Si un alcalde o gobernador no tiene claro qué hacer o no sabe cómo hacerlo de manera expedita, seguro ratificará en su puesto de trabajo a personas que solo saben “calentar puesto” sin resultados concretos, eternos empleados que solo piensan en su nómina, mas no en su ciudad. Puede ser una auténtica paradoja: cuando los mandatarios son nombrados para remozar, cambiar, avanzar, dinamizar un pueblo, ciudad o departamento, pero al final se rodean de los mismos inoperantes de siempre que les capturan sus agendas y pasman a los nuevos gobernantes.

Hay que hacer cosas concretas: movilidad, ornato, seguridad, innovaciones, presencia, de lo contrario los opositores o críticos llenarán esos espacios vacíos. Galán en Bogotá debe pasar de los dichos a los hechos; Gutiérrez en Medellín debe marcar más las diferencias; Eder en Cali a no ceder ante la pérdida de institucionalidad; y Char en Barranquilla, a demostrar que el desarrollo Caribe no se detiene. Y los gobernadores a encontrar un cuento elocuente que narre sus acciones fehacientes en medio de unos entes políticos que poco a poco pierden protagonismo histórico, pues un gobernador no puede visualizar sus políticas públicas más allá de la infraestructura y la seguridad de un departamento, acciones que siempre están enmarcadas en pueblos precisos.

Casi todos los gobernadores se desvanecen al lado de los diputados, dos figuras constitucionales rutilantes, pero inoperantes en la Colombia de regiones de la actualidad. Los alcaldes de los municipios más necesitados deben trascender de creer que gobernar es vivir viajando a Bogotá para agilizar recursos; un alcalde es una apuesta local a las nuevas ideas de administración pública que pueden convertirse en modelos de superación, pero todos deben empezara a hacer ya.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/02/2024 El peligroso fantasma del crowding out

Que la economía esté en negro por aporte del sector público y su gasto, mas no por acción productiva del sector privado, significa que la primera víctima es el pago de impuestos

Editorial 21/02/2024 En el acceso a viviendas puede estar la respuesta

En Gran Bretaña se está dando un debate sobre el gran desengaño de la sociedad por no tener acceso a vivienda, un drama que en Colombia pasa en silencio y que puede capitalizarse

Editorial 20/02/2024 Bienvenida la autonomía fiscal de las regiones

Poco a poco se abre una gran caja de Pandora en la forma como está organizado el país político y fiscal, permitir que las regiones puedan avanzar en la autonomía es un salto