.
ANALISTAS Ted Kennedy, legislador ejemplar
lunes, 25 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

En estos días (22 de noviembre) se conmemoran cincuenta años del asesinato de John F Kennedy, quien murió en pleno apogeo político y con tremendo carisma personal. Sin embargo, de la dinastía de los Kennedy el político que dejó un mejor legado a la sociedad estadounidense y en general a la sociedad mundial fue Edward (Ted) Kennedy, hermano de John.

Ted Kennedy, quien murió el 25 de agosto de 2009, poseía una gran elocuencia y también un gran carisma, lo que le ayudó a sacar adelante un paquete legislativo por el que será recordado como el mejor legislador estadounidense de la época moderna.

La presencia y el carisma de John opacó a su hermano, pero el legado social de Ted sin duda opaca el legado político de su hermano más famoso.

Un año después de la muerte de Ted, en agosto de 2009, Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) le otorga el premio “Nansen” para los refugiados. Edward Kennedy luchó durante 50 años por la protección y asistencia a los refugiados del mundo, y precisamente este premio fue creado para honrar la labor de Fridtjof Nansen, quien fuera el  primer “Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados”. 

Millones de personas desprotegidas y perseguidas en el mundo recibieron protección,  asilo y una mejor vida, gracias a la titánica labor de Ted Kennedy en el senado de los Estados Unidos. Víctimas de muchos conflictos alrededor  del mundo tienen ahora una vida de tranquilidad, incluidos muchos colombianos.

Edward Kennedy fue conocido por sus políticas liberales (fue demócrata) y era conocido entre sus colegas como “El gran león liberal del Senado”. La comunidad latina le debe mucho a este gran legislador que, desde mediados de la década de los sesenta, luchó a brazo partido para favorecer a los inmigrantes latinos y que cesara el favoritismo por los inmigrantes europeos. En 1986 ayudó a que la ley Simpson-Rodino tuviera éxito, para ofrecer una amnistía a millones de inmigrantes, incluidos los latinos. En sus últimos años luchó junto al republicano John McCain para sacar adelante otra reforma migratoria, que desafortunadamente no salió adelante en el senado.

Ted Kennedy era de los pocos políticos que aplicaban la frase: “El poder se debe utilizar para favorecer a los  más necesitados”, y en este sentido, el senador lucho para sacar adelante reformas que mejorarían la vida de las minorías, en temas como salud y salud infantil, atención a los discapacitados, alimentación de ancianos desfavorecidos, educación, derechos laborales, licencia familiar, inmigración y pobreza.

No solo luchó por los refugiados en los conflictos mundiales, también fue un gran impulsor de la paz y enemigo de los conflictos. Ayudó tremendamente en el proceso de paz en Irlanda del Norte, a tal punto que los mismos miembros del Sinn Fein (brazo político de lo que fuera el IRA) califican de “excepcional” la contribución de Ted para lograr la paz en su país y mejorar la democracia al insertar al Sinn Fein en la vida política de Irlanda del Norte.

Fue enemigo de la guerra en Irak, y aseguraba que su invasión tendría los mismos resultados que la guerra con Vietnam. 

Edward Kennedy será recordado en el mundo como un ejemplo de lo que deben ser los legisladores en el mundo, de para que se hace política y en que se utiliza el poder que da la política. Le recomiendo a nuestros honorables, que legislan como si esta fuera una “República Bananera” ¿Lo es?, que miren y aprendan de los verdaderos legisladores como Ted Kennedy.