ANALISTAS

Opiniones de D&B
viernes, 6 de septiembre de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Dun & Bradstreet es la empresa estadounidense que lidera hace 172 años las predicciones sobre la economía futura con el fin de facilitarles tanto al público como a las empresas y a los gobiernos  acertar en las decisiones clave de sus negocios. 
 
Prevé el reporte de D&B, al concluir el primer semestre de 2013, un crecimiento lento para la segunda mitad del año en marcha y predice un crecimiento más optimista para 2014 tanto como para los años posteriores. 
 
Los riesgos siguen siendo grandes –afirma- debido a la transición de las políticas monetarias de los Estados Unidos, esto es, la suspensión de la impresión de dólares por la FED. Debido al debilitamiento de la economía china, ante la imposibilidad de que el resto del mundo les siga absorbiendo sus gigantescas exportaciones con su moneda manipulada. D&B predice una desintegración del euro y termina su lista de riesgos mencionado las bombas de tiempo del convulsionado Oriente Medio.  
 
Las buenas perspectivas las inicia esta empresa al afirmar que en los Estados Unidos existe un optimismo mayor que en otras partes del mundo.  Este optimismo está atemperado, ciertamente, por los cambios ya mencionados en las políticas monetarias domésticas. Pero en opinión de D&B este temor se superará como consecuencia de las reestructuraciones en marcha de las empresas de su país, tanto en personal como en estrategias, las cuales les permitirán invertir, innovar y volver a crecer.  Esto se refleja en opinión de D&B, sobre todo, en la mejora evidente de las finanzas de las pequeñas empresas. 
 
Numerosos países ricos han reducido sus deudas en el sector privado y en el público.  Como se recuerda, debido a las dificultades de la crisis, se endeudaron los sectores aludidos hasta niveles insostenibles. El sector público elevó sus deudas para compensar los menores impuestos y para reactivar la economía. Pero todo parece indicar que no pocos están retornando a presentar deudas manejables. 
 
Sin embargo, algunos países como Argentina, Brasil, Egipto, Siria, Turquía… cuyas economías están declinando, se están desacelerando, enfrentan hoy protestas políticas que, al parecer, no les permitirán participar pronto de la recuperación anterior.  
 
En cuanto a las economías emergentes, prevé el estudio citado para la mayoría de ellas una reactivación lenta, debido a que no han sido capaces de introducir las reformas que se requieren. Como excepción dentro de los países emergentes figura México,  lo proponen como ejemplo digno de imitar por sus agresivas reformas económicas.  
 
D&B parece estar refiriéndose a Colombia, con sus fracasos para reformar la Justicia, la educación, aliviar la apreciación del peso, remediar el caos de Colpensiones…  Ojalá que a este lamentable fracaso no le sume el presidente Juan Manuel Santos un mal acuerdo de paz con las Farc, por medio del cual resulten ellas más dañinas en la política que echando bala en el monte.