.
ANALISTAS Inflación
viernes, 24 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Una inflación moderada parece influir de forma positiva sobre el mercado de trabajo. En el último año Colombia ha logrado mantenerla así, esto ha significado, en términos generales que, algunos de los productos mantengan tendencias por encima de ese valor en sus precios y algunos por debajo. Para 2013 el Índice de Precio al Consumidor (IPC), según datos del Dane, fue de 1,94%, menor a 2,44% registrado en 2012 y para diciembre el IPC fue de 0,26%. Solo 5 ciudades tuvieron un IPC anual por encima del promedio nacional, Riohacha presentó la tasa más alta con 3,7% mientras que Cúcuta la más baja con 0,03%, lo que indica que en esta última, hay un fuerte consumo de productos importados y subsidiados por Venezuela.

Frente a diciembre los sectores que presentaron una variación superior a 0,26% del IPC fueron diversión, transporte, alimentos y vivienda, datos que contrastan con los resultados de todo el año, en el cual, los primeros tres presentaron variaciones por debajo de la tasa anual. El único rubro que mantuvo su tendencia al alza fue el sector de la vivienda. Mientras solo para diciembre los sectores que presentaron una tasa por debajo de la mensual fueron comunicaciones, otros gastos, educación, vestuario y salud; los resultados para diciembre en salud, comunicaciones y educación contrastan con los del año completo puesto que para el acumulado de 2013 estos, presentaron tasas por encima del promedio anual. 

En el caso de salud que tuvo un IPC de 4,44%, los resultados podrían deberse a los altos precios de los medicamentos importados y a altos precios de la medicina prepagada. Frente a los medicamentos que tuvieron una variación de 5,21%, se ha visto que muchas distribuidoras no están cumpliendo con la circular 04 de 2013 de la Comisión Nacional de Precios de Medicamento y Dispositivos Médicos que puso un tope a los precios de algunos medicamentos; incluso la Superintendencia de Industria y Comercio ha sancionado algunas empresas por esa razón. En el caso de aseguramiento privado, el crecimiento en tarifa ha sido de 3,26%. 

Frente al sector vivienda cuyos productos presentaron un crecimiento en sus precios de 2,74%, los subsectores que más crecieron fueron gastos de ocupación, gas, servicios públicos y utensilios domésticos. El arriendo efectivo creció 3,61%, el costo del gas 3,67%, el de la energía eléctrica 2,26%, el de los insecticidas 5,01%. 

En el caso de la educación cuyo IPC creció 4,37%, los gastos básicos que mayor variación de precio tuvieron fueron: las pensiones de maestros 5,19%, matriculas de la educación superior con 4,97%, matriculas de educación básica, media y vocacional.

El rubro de las comunicaciones tuvo un comportamiento de IPC también por encima del promedio nacional con una tasa de 2,75%, ahí el subsector que más contribuyó al IPC nacional fueron los servicios de telefonía con un crecimiento de 3,78%.

Algunos subsectores presentaron variaciones negativas en los precios. Muchas personas podrían pensar que esto es bueno, pero también es malo, si llega a convertirse en deflación, esta se debe principalmente a una caída en el consumo o a un exceso de oferta, obligando a los productores a bajar sus precios para terminar con los inventarios que tienen; el ejemplo se hace evidente en la crisis de la papa de hace unos meses. 

Sería mejor que la inflación se mantenga moderada, o que al menos no decrezca especialmente en ciertos sectores pues, así las cosas, podría contribuir a reactivar el agro y la industria que han tenido toda suerte de dificultades este año.