martes, 22 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La acusación de Chevron a Steven Donziger en tribunales de EE.UU.: ¿será justificada porque hay pruebas de fraude en su contra o es represalia por el fallo de US$19.000 millones en Ecuador?

Contexto: el Caso del Lago Agrio

Texaco se le acusó que durante 1964-1990 sus operaciones conjunta con Petroecuador, del gobierno ecuatoriano, causaran masiva contaminación en la tierra y las aguas causando daño personal como ambiental en el área del lago agrio (rica área de yacimientos petroleros al norte de Ecuador).

En 1993, el abogado Steven Donziger y otros abogados estadounidenses presentaron una demanda en las cortes de New York contra Texaco. Esta última pide mover el caso a Ecuador. La corte de New York lo avala. 

En el 2001, Chevron adquiere Texaco y la demanda de Donziger. Chevron reconoce los daños ocasionados por Texaco pero la responsabilidad de la compañía termina después que Texaco acordara con el gobierno ecuatoriano en 1995 pagar por los daños ocasionados. Chevron alega que los demás daños y reparaciones recaen en Petroecuador (gobierno). 

En el 2011, una corte en Ecuador falla a favor de Donziger. ¿El fallo? US$18.200 millones (ya va por US$19.000 millones).  Es uno de los mayores veredictos medio ambientales de la historia.

Chevron, que no tiene activos en Ecuador, inmediatamente promete no pagar a Donziger y a los demandantes un centavo. ¿Por qué? Alega que el fallo está viciado. 

Chevron demanda 

Los abogados de la segunda petrolera más grande de EE.UU. argumentan ante un juez federal de la corte de distrito de New York que Donziger y otros ganaron el fallo de US$19.000 millones cometiendo fraude, coerción y pagando soborno. Usan como base la ley contra la extorsión criminal y las organizaciones corruptas (Rico por sus siglas en inglés). 

Argumentan que el supuesto geólogo perito independiente escogido por la corte ecuatoriana para analizar y calcular los daños estaba siendo secretamente pagado por el equipo de Donziger. Que el reporte del geólogo estuvo escrito por una firma consultora de análisis de medio ambiente con base en EE.UU. y que trabajaba para el equipo de Donziger. 

En el 2011, la firma de cobertura Burford Capital que proveyó financiamiento a los demandantes a cambio de una participación del fallo final, le escribió una carta a Donziger y demás involucrados que terminaba sus acuerdos de financiamiento ante lo que ellos catalogan un “esquema de engaño y fraude”. 

Otra prueba, dicen los defensores de Chevron, es la declaración jurada de un juez ecuatoriano que dice que Donziger et al le ofrecieron al juez principal del caso lago agrio en Ecuador, Nicolás Zambrano, US$500.000 a cambio que ellos ayudaban a escribir la decisión. 

Steven Donziger se defiende diciendo que las alegaciones de los abogados de Chevron son recursos legales para evadir la responsabilidad de pagar un fallo imparcial en las cortes ecuatorianas y que hace justicia a los afectados por la contaminación. Que Chevron es tan grande que está usando todo su arsenal a disposición -dinero, abogados- para buscar un fallo a su favor y asi evitar no pagar los US$19.000 millones de dólares. 

La demanda de Chevron, ¿es justificada o es represalia? No hay respuesta clara todavía. 

Toma nota.