Según el instituto global de bienestar, las preferencias en servicios de los spas de lujo para este año incluyen las cabinas de sal, las terapias Kneipp y las salas de nieve

Laurasofía Polanco Hincapié - lpolanco@larepublica.com.co

Las estructuras redondas construidas con hielo y conocidas como iglús datan de las costumbres milenarias de cazadores de Groenlandia. Estos personajes jamás imaginaron que sus casas algún día serían replicadas con bloques de sal rosada del Himalaya como parte de un tratamiento de lujo que busca el bienestar de las personas.

Según el último reporte económico del Instituto Global del Bienestar (GWI por sus siglas en inglés), este sector generó a nivel mundial US$4,3 billones en los primeros 10 meses de 2018. De esa cifra, US$130.500 millones corresponden a la facturación de spas, hoteles y resorts enfocados a tratamientos que buscan el bienestar y los retiros.

LOS CONTRASTES

  • Kristina SanzDirectora Away Spa Hotel W Bogotá

    “La hidroterapia es uno de los tratamientos más antiguos. El poder terapéutico del agua ha sido reconocido en todas las épocas y en casi todas las culturas del mundo”.

  • Felipe BuendíaMédico especialista en estética

    “Los tratamientos estéticos que se relacionan con la naturaleza han crecido significativamente, no solo en los spas, sino en general en la oferta de servicios de salud”.

La misma organización publicó el listado de las tendencias para este año; procedimientos de los cuales, los negocios vinculados al sector del turismo de bienestar y lujo deben estar atentos.

Las cabinas de sal y las de nieve, la técnica Kneipp, los termales unisex y la flotación son las hidroterapias que marcan la pauta para los spas en 2019. Varios de estos tratamientos ya son un boom en Estados Unidos, Noruega y Alemania, a donde turistas de todo el mundo llegan a buscar resorts y retiros especializados; mientras en el caso de las cabinas de sal, esta moda se ve especialmente en países de Asia.

Por eso, LR ha recopilado los destinos del turismo de bienestar acuático que ofrecen estas terapias durante esta temporada.

La flotación con hierbas

En la costa sur de Jamaica, precisamente en el Milk River Bath, se encuentra uno de los mejores termales del mundo, ideal para terapias de flotación, como el Jamaican Bush Bath, un baño con hierbas frescas, raíces, hojas y frutas. El agua contiene altos niveles de magnesio, calcio, sulfato y cloruro natural, con un promedio de temperatura constante de 90 a 95 grados fahrenheit durante todo el año.


Las salas de nieve

Las duchas frías y las salas de nieve también están de moda entre las terapias acuáticas. El origen de estás técnicas se remonta a los países nórdicos, en donde se encuentran las famosas piscinas de hielo. La nueva línea de cruceros Norwegian Escape cuenta con salas de nieve en su spa, Mandara Spa. También ofrece pases semanales a su suite termal por US$199 por persona.

La renovación de los baños termales

De acuerdo con el Instituto Global del Bienestar, EE.UU. ocupa el primer puesto en la oferta de turismo de bienestar. Hasta octubre de 2018, el país contaba con 5.689 spas. Entre las últimas tendencias del mercado se encuentran los baños termales o turcos, pero mixtos. Su encanto, en especial para las generaciones más jóvenes, está en que las actividades de bienestar social y grupal también aportan a la salud y un baño de un solo sexo limita la oportunidad de compartir. Un ejemplo es el galardonado Faena Hotel Miami Beach, cuyo spa cuenta con instalaciones mixtas.

Cabinas de sal de Himalaya

La región de Asia Pacífico es la más fuerte en oferta de hidroterapias según el Instituto Global del Bienestar. Las cabinas de sal del Himalaya son una de las últimas tendencias de la zona. Spas de Indonesia, Japón y Malasia ofrecen este servicio. En Bali también se encuentra el Ayana Resort and Spa, reconocido por utilizar el sudor como parte de los hidrotratamientos y contar con una piscina con 12 hidromasajes.


La terapia Kneipp

La terapia Kneipp hace parte de los planes especializados que ofrece Alemania. Nada extraño, si se tiene en cuenta que la técnica es de origen bávaro. El tratamiento consiste en sanar y ayudar a la circulación del cuerpo caminando sobre piscinas o fuentes con agua fría y caliente. National Park-Hotel Schliffkopf y Das Mühlbach Thermal Spa & Romantik Hotel son dos de los lugares especializados en la terapia de bienestar.