En estas cavas hay vinos que alcanzan los $47 millones, únicos en Latinoamérica y otros que se transan en bolsa

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Hay una gran diferencia entre los vinos 100% comerciales y algunos otros de reservas especiales, estos últimos son los que se encuentran en pocas cavas a nivel nacional y hacen que estas sean catalogadas entre las mejores del país. Entre las cinco mejores cavas los expertos destacan la de los restaurantes de Bogotá Seratta, Los Galenos y Harry Sasson, además de la del restaurante principal del Club El Nogal, y agregan en el país la cava subterránea del Hotel Santa Clara en Cartagena.

Entre estas cinco, destaca un vino único en Latinoamérica, que solo el restaurante Seratta ostenta tener. Se trata de una botella de $47 millones, hecha 100% en cristal soplado, con un tapón en cristal que cuesta $23 millones dado que las letras con las que está marcada tienen polvo de diamante. Es una reserva certificada de 1863 y resiste de 20 a 25 años más; se trata se un Oporto.

Jairo Palacios Ospina, gerente de Seratta, aseguró que es un vino “para cerrar la comida por sus notas particularmente dulce, una característica general de los vinos oporto”.

Por otra parte, el restaurante Los Galenos tiene una cava con un vino único en Colombia, de la casa Botero Ramos, un Suipacha de reserva y gran reserva. Este vino viene de Argentina y es trabajado en barricas para evitar que la uva pierda propiedades. El sommelier del lugar, Iván Laverde destacó que el restaurante siempre procura por tener una gran variedad de referencias y el más antiguo es un chateau haut brion de 1986.

En cuanto a la del Hotel Santa Clara en Cartagena destaca que es una cava subterránea con referencias de los mejores clubes de Francia, que además ha sido premiada a nivel internacional por la Copa Wine Spectator; un reconocimiento que también ostenta Harry Sasson.

LOS CONTRASTES

  • Jairo Palacios OspinaGerente general del Grupo Seratta

    “Una buena cava debe tener botellas del nuevo y viejo mundo, además de una buena variedad de precios. Es importante tener un buen sommelier para asesorar a los consumidores en su selección”.

John Prieto, sommelier del hotel, aseguró que “los fuertes en Cartagena son las champañas, por lo que hay una gran variedad en la cava; pero somos de los pocos en tener chateau lacombe de la línea napoleónica”.

El Club El Nogal también cuenta con referencias provenientes de Francia, Argentina, Portugal, España, Alemania, Chile, Estados Unidos e Italia.

Restaurante Los Galenos

Una de las cavas más robustas del país con más de 300 referencias de vinos de países del viejo y nuevo mundo para un total aproximado de 5.000 botellas es la del lugar según Iván Laverde, sommelier del restaurante. Destacan algunas etiquetas tipo chateau petrus y montun rocher, característicos de Francia y algunas champañas.

Restaurante Seratta

El lugar tiene 753 etiquetas de referencias de vino y tres o cuatro botellas por referencia, además cuenta con botellas del tipo Cristal Rose, de los más añejos del mundo. Hay vinos que se han adquirido en subastas y otros que se cotizan en la Bolsa de vinos de Londres; también hay unos más económicos de igual calidad.

Club El Nogal

La cava en el piso séptimo es destino de visita en Colombia para muchos expertos en vino a nivel internacional; su arquitectura es uno de los aspectos que más resalta. Amparo Fernández gerente del club, explicó que la cava es “una joya desde el punto de vista arquitectónico y alberga un número importante de referencias”.

Hotel Santa Clara

Manejan referencias principalmente suramericanas, aunque cuentan con vinos de los mejores clubes de Francia; así como también de otros orígenes nuevos como Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda, entre otros. Hay más de 200 referencias y tienen de entre seis a ocho botellas promedio, pero hay etiquetas con más de 24 botellas.

Restaurante Harry Sasson

Según el sommelier Haimer Ramírez el restaurante tiene una carta de vino que ronda las 160 referencias, pero hay otra exclusiva fuera de la carta con la que la cava sobrepasa las 200 etiquetas para un aproximado de 3.000 botellas. Hay vinos de la mejor calidad del viejo y nuevo mundo; todos disponibles a clientes.