La República Más

el exbanquero no iría a la cárcel

Reuters

El exbanquero español Jaime Botín fue condenado el jueves a 18 meses de prisión y el pago de una multa de 52 millones de euros (US$58 millones) por haber sacado sin permiso de España un cuadro del celebre pintor Pablo Picasso.

Sin embargo, es poco probable que el expresidente de Bankinter, de 83 años, pise la cárcel dada su avanzada edad y el hecho de no tener antecedentes penales.

El caso deriva de la incautación en 2015 por parte de oficiales de aduanas de la isla francesa de Córcega del cuadro del pintor malagueño titulado “Cabeza de mujer joven”, fechado en 1906 y valorado en 26 millones de euros (casi US$30 millones), tramitado en un yate perteneciente a Botín.

La fiscalía acusó a Botín de tratar de vender el cuadro, que representa a una mujer con rasgos afilados y largos cabellos negros, desafiando la prohibición de exportación expresa de España por su valor histórico y cultural; especialmente por quién era el autor.

Botín, tío de la actual presidenta de del banco Santander, Ana Botín, negó las acusaciones. Aunque reconoció que la pintura había salido de territorio español, el exejecutivo dijo que quería llevarla a Suiza para su custodia.

La condena del juzgado de lo penal de Madrid, contra la que cabe recurso, también transfiere la propiedad de la obra al Estado español.

Reuters informó que no fue posible obtener de forma inmediata comentarios del representante legal de Botín. Lo cierto en el caso es que el proceso legal ya quedó abierto ante detectives delegados pues se trata de un hecho en el que España podría marcar un precedente al juzgar a un hombre de negocios por delitos de contrabando.