Este sábado el Valencia le quitó en la final la copa al Barcelona, pero detrás de esto hay una historia de un torneo devaluado.

Joaquín M. López B.

En la tarde del sábado el Valencia C.F. le ganó la final de la Copa del Rey al Barcelona en su propia casa. Kevin Gameiro y Rodrigo Moreno anotaron los dos goles con los que se llevaron el título de la copa más antigua de España. Sin embargo, detrás de este evento han aparecido cifras que no lo favorecen y se ve una caída en los dineros que mueve.

En primer lugar, reportes de TopFutbol, indican que hace 10 años el premio que recibía el campeón de la Copa del Rey era cercano a los 7 millones de euros ($18.809 millones), pero hoy en día (aunque oficialmente no se entrega el valor real) se calcula que ahora se entrega solo 1 millón de euros ($3.761 millones) al club ganador ; es decir que en la última década el trofeo se ha devaluado 80%.

Esta última bolsa de 1 millón de euros sería lo que recibirá el Valencia tras vencer al Barcelona para la Copa 2019.

En España, para algunos clubes esta cifra no puede representar los gastos necesarios para equilibrar las inversiones de los casi nueve meses que dura el certamen, pues los pólizas de los jugadores en algunos casos son más altas, además de traslados e inversiones logísticas.

Sobre las causas del porqué de una baja en los premios, expertos apuntan a que se debe al prestigio que ha ganado La Liga, torneo que aunque tiene menos ediciones a la Copa del Rey convoca más fanáticos a los estadios. De hecho se cree que por cada 10 boletas pagas que se venden para La Liga, la Copa del Rey logra registrar entre cuatro y seis.