La empresa que nació hace cinco años se encarga de llevar las plántulas, semillas e insumos para desarrollar el proyecto.

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

En medio de la cuarentena obligatoria, generada por el covid-19, son varias las actividades recreativas que se han vuelto fundamentales para las personas en las ciudades, y una de ellas es la construcción y mantenimiento de jardines o huertas en casa.

La actividad ha aumentado su interés ya que muchas personas en confinamiento han perdido este contacto con la naturaleza, que solían tener los fines de semana al salir de la ciudad y recorrer municipios cercanos a las capitales.

Es por esto que Ecohuerta La Caleruna, una empresa que se dedica a arrendar espacios al aire libre para que las familias puedan tener una huerta, cultivar sus alimentos orgánicos y tener contacto con la naturaleza en el municipio de La Calera, está ofreciendo un nuevo servicio para que las personas sigan disfrutando de estos lugares en sus hogares o sus conjuntos.

“La idea es construir estas zonas en apartamentos o casas o, si no hay el espacio suficiente, en los espacios comunes de conjuntos residenciales, como las terrazas, donde al ubicar los espacios de agricultura lograremos que las personas puedan cultivar en medio del aislamiento, pero sobre todo al retornar a la normalidad, las familias puedan contar con un espacio verde muy cerca de su hogar”, explicó Ómar Ayala, fundador de Ecohuerta La Caleruna.

La empresa se encarga de llevar las plántulas, semillas, insumos y todo lo necesario para desarrollar los cultivos, además de que entregan las recomendaciones necesarias para el cuidado de cada una de las plantas sembradas.

Además de ofrecer un espacio de entretenimiento para las familias, la idea del emprendimiento es también es devolverle el verde a la ciudad, concluyó Ayala.