.
CULTURA

“Colombia es una potencia literaria, ya hay autores que han trascendido las fronteras"

sábado, 27 de abril de 2024

Mario Mendoza es egresado en Literatura hispanoamericana en la Fundación José Ortega y Gasset; a lo largo de su carrera ha escrito 19 obras entre novelas, cuentos y ensayos.

Foto: Planeta

El escritor Mario Mendoza habló con LR sobre su más reciente libro 'Los vagabundos de Dios'; la industria literaria y compartió algunas de sus reflexiones

Mario Mendoza es uno de los escritores más relevantes del país y uno de los imperdibles en la Feria Internacional del Libro. En el marco de su más reciente obra, ‘Los vagabundos de Dios’, el autor habló sobre qué lo inspiró a escribir esta obra, qué otros géneros le gustaría explorar y compartió su opinión sobre la industria.

¿Cómo se define como escritor?

Soy un escritor de novela urbana. He coqueteado con otros géneros como novela de viajes y aventuras, tengo una saga juvenil y he escrito también libros de literatura fantástica, pero en términos generales sería novela negra, urbana y también policiaca.

LOS CONTRASTES

  • Andres Torres Guerrero Experto Literatura Prof U Javeriana
  • Andrés Torres Guerrero Literato y profesor de la U. Javeriana

    “Mario Mendoza explora el problema del mal desde la realidad colombiana y desde varias dimensiones sociales; sus libros nos permiten repensarnos como sociedad”.

¿De dónde surge el interés en narrar poco convencionales como las que ha relatado en sus últimas publicaciones?

La impronta principal del arte en general en Colombia es el realismo. Hemos tenido que dedicarnos al realismo por la guerra. Vivimos en una sociedad convulsa, atravesada por un conflicto armado de muchos años. Escribir sobre estos temas es un ejercicio de subversión, de salir de los esquemas tradicionales. Entonces siempre me he preguntado por qué no podemos ser una potencia mundial en literatura fantástica o en literatura de viajes y aventuras.

¿Qué hace falta para que Colombia sea una potencia literaria?

De alguna manera, Colombia es una potencia literaria, ya hay autores que trascendieron fronteras como García Márquez o Álvaro Mutis; pero hace falta apoyo institucional. No importa la ideología de los gobiernos, ninguno ha sido capaz de enfrentar el tema literario con agudeza.

¿Qué tan importante es la Feria Internacional del Libro de Bogotá para la industria literaria?

Es fundamental porque las ferias del libro son focos de resistencia civil y en ellas hay un mensaje: la riqueza no es tener dinero, bienes inmuebles o criptomonedas; la riqueza es patrimonio inmaterial, es decir, la inteligencia, la cantidad de libros que se lee, las galerías que se visitan o conocimiento del cine contemporáneo. Pero es difícil que sociedades pasadas por el narcotráfico entiendan esto.

¿Qué géneros le falta explorar?

En algún momento me encantaría hacer una crónica de viajes.

¿Con cuál se siente más cómodo?

Definitivamente con la novela negra me siento a mis anchas.

Háblenos de su última obra, ‘Los vagabundos de Dios’

En la pandemia estábamos perdiendo el principio de realidad. Yo me encontraba bastante mal, entonces decidí prestarle mi propia enfermedad y mi propia locura al personaje principal que es Adam Santana; construí un alter ego y narré la locura individual y grupal.

¿Entonces la pandemia lo inspiró para ‘Los vagabundos de Dios’?

Totalmente. Fue una época de duelos; también tuvimos una oportunidad magnífica, todo el planeta se detuvo y tuvimos la oportunidad de proponer otro ritmo de vida y no fue así, lo que la gente deseaba era volver a ‘la normalidad’, y eso ha sido penoso. Estamos viendo un cambio climático, unos conflictos y un delirio general que nunca habíamos visto. La gran pandemia no fue el covid-19, es la salud mental.

¿Qué piensa de la inteligencia artificial en la industria literaria?

Me parece grave. Mucha gente va a perder sus empleos, vamos a estar subyugados y teledirigidos. En buena parte ver a la gente adicta a sus celulares me parece catastrófico. Ya algunos expertos vienen alertando sobre el tema, entonces creo que vamos a terminar esclavizados y mal aconsejados.

¿Por qué los personajes ‘antisistema’ le parecen ricos literariamente?

En la oficialidad nada sucede, ahí todo se repite. Venimos desde hace varias décadas sufriendo de lo que se llama positividad tóxica; es decir, tienes que estar bien, tienes que ser exitoso, tienes que ser bello, tienes que ser delgado, tienes que ser atlético, y esa positividad tóxica te condena a una sonrisa ficticia, a una falsa alegría.

En contraste, en la medida que te vas yendo hacia el borde, en extramuros, en la periferia, ahí acontecen grandes aventuras humanas; ahí se ilumina la condición humana con una luz particular y eso es lo que a mí me interesa, ahí suceden cosas que se emancipan, que piensan de un modo diferente que nos iluminan al resto, entonces esa es la gente que a mí me interesa y creo que literariamente es donde pongo el foco y es para lo que tengo sensibilidad. Habrá gente que tenga sensibilidad para narrar el centro, pero ya no la tengo.

¿Qué le han revelado esos personajes?

Que la condición humana es de contrastes, de luces y sombras. Creo que hay una serie de capas y el problema que tiene el establecimiento justamente y la positividad tóxica es que solo le interesan las capas claras, las capas más superficiales, las que están de alguna manera más iluminadas, y a mí me interesa la oscuridad, las cloacas me interesan las cañerías, los subterráneos de la condición humana, la positividad tóxica no me interesa.

Tenemos que entrar en la oscuridad porque de ella no escapamos. La gente que amamos se nos enfermará, se nos morirá, nosotros mismos vamos a enfermar y a morir, y tenemos que enfrentar el lado oscuro. Si nosotros solo creemos que la vida es alegría, fuerza, ilusión, esperanza, y no sabemos descender, y no sabemos comportarnos en la oscuridad, ¿qué va a ser de nosotros? Cuando nos toque pasar una prueba difícil o dura. Entonces a mí como autor sí me interesa el contexto general y me interesa viajar por esas capas.

¿La lectura y la escritura se convirtieron en un acto de resistencia para usted?

El libro propone olvidarse de sí mismo, nos dice: ‘tú no eres importante, ven a este viaje’. Entonces la biblioteca es lo contrario a las redes sociales y por eso me parece tan importante. Leer es una forma de resistencia frente a lo que nos proponen las pantallas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Deportes 28/05/2024 Real Madrid cerró la renovación de Walter Tavares para cinco temporadas hasta 2029

Hubo factores clave en la negociación, ya que, el Real Madrid colocó sobre la mesa US$5,4 millones en bruto por cada campaña

Moda 28/05/2024 Las zapatillas sucias de la marca italiana de lujo Golden Goose ultiman salida a bolsa

Se espera que el fabricante de tenis italiano informe su intención de listarse en el mercado esta semana tras los comentarios positivos de posibles inversionistas

Deportes 28/05/2024 El deportista Novak Djokovic está a la espera de la defensa del título en Roland Garros

Junto con el Abierto de Francia, el serbio ganó el Abierto de Australia y el de EE.UU., alcanzando también la final de Wimbledon