.
MEDIOS “En 'Crónicas de la noche roja' mostramos cómo los crímenes retratan a la sociedad”
martes, 9 de febrero de 2021

El escritor Santiago Gamboa lanza hoy el podcast ‘Crónicas de la noche roja’, que se puede escuchar en RtvcPlay, y que narra el asesinato del fundador de Surtifruver

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Jhonny Alonso Orjuela fue asesinado el 21 de octubre de 2016 cuando iba a cumplir una cita al norte de Bogotá. Orjuela, oriundo de Acevedo (Huila) y víctima del desplazamiento, había fundado en 1998 Surtifruver de La Sabana, una cadena de supermercados dedicada a las frutas y verduras que había empezado sus operaciones en un local de 1,5 metros cuadrados y que en ese momento ya sumaba 16 tiendas, ubicadas en municipios de la Sabana, Bogotá y Cali.

La reconstrucción de la historia del empresario y de su asesinato es el tema del podcast ‘Crónicas de la noche roja’, que hoy lanza Rtvc a través de su plataforma RtvcPlay, y que cuenta con 10 capítulos, cada uno con una duración de 25 minutos y que se emitirán cada martes. Su autor es el escritor Santiago Gamboa, reconocido por novelas negras como ‘Perder es cuestión de método’ y ‘Será larga la noche’, quien, en sus propias palabras, busca mostrar en este podcast “cómo un crimen se convierte en una radiografía de una sociedad”.

“Este es un crimen que nos muestra cómo fueron los cuatro años y medio de la historia de Colombia. Es un crimen por el que pasa el proceso de paz, la polarización política, un desplazado de la violencia que llega a Bogotá y que, con una buena idea de base, se convierte en empresario. Es el mito del hombre que se hace a sí mismo, que es un mito muy colombiano. Con esta historia mostramos uno de los grandes mitos de la sicología económica del país”, explicó el escritor.

Gamboa lleva a cabo este trabajo junto a Andrés Sandoval, graduado de jurisprudencia de la Universidad del Rosario, quien trabajó en la Fiscalía y fue director del CTI en Cartagena. “Es una persona que conoce muy de cerca el mundo de la criminalística. Por eso, lo que hicimos en el podcast fue mostrarle al oyente lo que fue el crimen, cómo fue percibido por la prensa, cuáles fueron las primeras hipótesis de la justicia, cómo fueron apareciendo una serie de culpables y cómo se fue armando el proceso”, agregó.

Aunque Gamboa ya había trabajado en radio en la década de los 90, como periodista de Radio Francia Internacional durante siete años, señaló que el desarrollo de este podcast requirió de otras características técnicas y artísticas. “Hicimos un trabajo muy profesional de voz con una persona del mundo del teatro para que el podcast tuviera una serie de características técnico artísticas que lo hacen diferenciarse de una crónica radial. El podcast es una narración, debe parecer contada, tiene que producir en la persona que lo escucha una sensación de un presente afectivo, como si pasaran las cosas en el momento en que se están escuchando, pero al mismo tiempo que se comprenda que estamos siguiendo un hilo”.

¿Cómo va a ser contada la historia del crimen del fundador de Surtifruver?

Tiene 10 episodios, con una duración de 25 minutos. En este tema del crimen de Surtifruver es irme adentrando poco a poco en la historia desde diferentes ángulos. Contando lo que fue el crimen, pero también contando cómo fue percibido por la prensa y por la sociedad colombiana. Y cómo la sociedad colombiana a través de la información periodística se fue sorprendiendo de un crimen tan lleno de ángulos y de misterios.

¿Cómo se hizo la investigación?

Llevo adelante este trabajo con Andrés Sandoval, somos como Sherlock Holmes y el señor Watson. Pero él sí es investigador de verdad, porque él estudió derecho en el Rosario, estuvo en la Fiscalía, fue director del CTI en Cartagena. Es una persona que conoce muy de cerca el mundo de la criminalística. Lo que hicimos en el podcast fue ir mostrándole al oyente lo que fue el crimen, cómo fue percibido por la prensa, cuáles fueron las primeras las hipótesis de la justicia y la Fiscalía, entonces mostramos varios frentes: en el frente mediático cómo fue mostrado y percibido por la sociedad semejante anomalía tan alucinante, cómo la justicia la fue investigando y privilegiando ciertas interpretaciones y no otras, cómo fueron apareciendo una serie de culpables y cómo se fue armando el proceso.

LOS CONTRASTES

  • Mario MoralesExperto en medios de comunicación

    “Es necesario que los medios y los generadores de contenido se acerquen a las audiencias a través de nuevos formatos como son los podcasts”.

¿Qué elementos vamos a encontrar en esa narración?

Es un proceso que no ha terminado, todavía no se ha hallado a un culpable, todavía no se ha condenado a nadie a pesar de que ya llevamos cuatro años y medio después del crimen, no hay una sentencia definitiva contra nadie, pero es importante recordar toda la complejidad porque es un crimen que nos muestra cómo fueron los cuatro años y medio de la historia de Colombia. Es un crimen por el que pasa el proceso de paz, la polarización política, un desplazado de la violencia que llega a Bogotá, que con una buena idea de base se convierte en empresario, es el mito del hombre que se hace a sí mismo, que es un mito muy colombiano, de un país que se debe reconstruir, porque los países que han sufrido creen en los héroes, que se construyen de la nada y ese es el caso de Jhonny Alonso Orjuela.

Es uno de los grandes mitos de la sicología económica de este país, contiene elementos telenovelescos porque uno de los sospechosos es su exmujer y la parte erótico romántica tiene mucho que ver porque a Jhonny Alonso lo condujeron al lugar del crimen a través de una cita erótica. Es el mito de la masculinidad incipiente y clásica del empresario exitoso y se tiene que ver en otros aspectos de la vida como el aspecto erótico.

Es un crimen que contiene los elementos que permiten entender mejor a una sociedad y uno de los elementos centrales es ese: cómo los crímenes son formas de expresión urbana y social y cómo los crímenes representan y de alguna manera retratan a las sociedades en donde suceden, porque las sociedades producen a las personas maravillosas, pero también a sus asesinos. Esa doble mirada es la que me interesa a mí como autor de las ‘Crónicas de la noche roja’. Es cómo un crimen se convierte en una radiografía de una sociedad.

¿En qué plataformas vamos a encontrar el podcast?

El podcast va a estar en la página de RtvcPlay, que es la división que creó Rtvc para toda la parte del mundo virtual y que están potenciando muchísimo porque ese es el futuro de la radio y las nuevas formas de expresión. Le están apostando tanto, que en diciembre RtvcPlay hizo el primer festival latinoamericano de podcasts.

Este, junto con otros podcasts, de diferentes temas, uno de ellos de Diana Uribe, es la apuesta de Rtvc por entrar en ese nuevo mundo que está adelantadísimo en EE.UU. y Europa. Es el mundo de los podcasts y de las infinitas posibilidades que hay para contar historias. Hay seis o siete plataformas de Rtvc que cubren todo el país. En todas esas se va a emitir.

¿Por qué realizar un podcast sobre crímenes?

El tema de la novela negra es algo que siempre me ha apasionado como escritor. Uno de mis libros es ´Perder es cuestión de método’, es una novela negra que transcurre en Bogotá. Mi última novela es ‘Será larga la noche’ y también lo es. En general, los contenidos de novela negra aparecen en todos mis libros de manera protagónica o secundaria. Hacer este trabajo es interesante porque me permite buscar otras formas de narrar, explorar otras formas narrativas. Y tengo experiencia de hacer radio desde los 90 en Radio Francia Internacional, por siete años en París. Recuerdo haber hecho una radionovela, ‘La vuelta al mundo en 80 días’. Es un mundo que ya tenía un poco por dentro y me pareció maravilloso hacerlo ahora.

La narración de la historia a través de los diferentes protagonistas, en este caso como se trata también de periodismo, no es un novelista el que decide las cosas, es la realidad. Se trata de narrar una historia para comprender la realidad, que es una de las virtudes del buen periodismo. Con Andrés Sandoval decidimos ir avanzando de acuerdo a un tema, y uno de esos temas es el empresarial, donde el Diario La República tuvo un papel muy importante para nosotros.

Hicimos un trabajo muy profesional de voz con una persona del mundo del teatro porque el podcast tiene una serie de características técnico artísticas que lo hacen diferenciarse de una crónica radial. El podcast es una narración, debe parecer contada. Tiene que producir en la persona que lo escucha una sensación de un presente afectivo, como si pasaran las cosas en el momento en que se están escuchando, pero al mismo tiempo que se comprenda que estamos siguiendo un hilo. Tiene una mezcla muy interesante de narración, de crónica radial, de periodismo en vivo y, al mismo tiempo, de vieja historia contada por los padres a un niño; además del mundo sonoro, con todo lo que los sonidos narran y evocan. Hay cierto manejo que se puede hacer de la intriga a través de la música. A eso no ayudó Germán Ricaurte, que hizo una obra de arte con las grabaciones.