.
TURISMO Crystal Cruises lleva el lujo del crucero a la cabina de un avión
4 Fotos
miércoles, 25 de octubre de 2017

El Boeing 777 de Crystal Skye transporta únicamente a 88 pasajeros.

Expansión - Madrid

Crystal Skye ofrece una nueva alternativa para viajar de forma personalizada y con el mayor de los lujos. Este avión Boeing 777 ofrece unos servicios que preferirá quedarte en el avión antes que llegar al destino.

Un avión Boeing 777 acomoda normalmente a 300 pasajeros y tiene capacidad de acoger hasta 500, incapaces de estirar las piernas todo lo largas que son, pero van más cómodos que en otras aeronaves porque el avión es de los modelos más grandes que circulan para vuelos comerciales. El Boeing 777 de Crystal Skye acoge únicamente a 88 pasajeros. El resto del espacio está destinado al ocio y la comodidad para el viaje. Un lujo de avión con destinos a medida de quienes lo alquilan a Crystal Cruises, la compañía que lo ha puesto en circulación superando a los distinguidos servicios que se ofrecían hasta ahora.

Edie Rodríguez, presidente y director de la compañía citada, dice que “el avión Crystal Skye ofrece una estimulante y nueva alternativa para viajar de forma discreta y personalizada tanto si se trata de un viaje corporativo o laboral como de un traslado de amigos y familiares; las comodidades y el esplendor de la experiencia que ofrece el avión son mucho mejores de las que brindan los hoteles de todo el mundo”. La parte delantera del aparato la forma un bar restaurante con cuatro mesas ovaladas para seis personas en cada mesa. Las sillas disponen de cinturones de seguridad para que las imprevistas turbulencias no interrumpan el rito del almuerzo o la cena.

La carta gastronómica del Crystal Skye tiene poco que ver con la comida que sirven en la mayoría de bussiness class o first class de las líneas regulares. El chef Francois VanZyl, con una larga lista de premios en sus alforjas, se ocupa de los cartas con menús de degustación, de gourmet, el buffet para picar o la carta a consumir en el asiento o en el restaurante. En la parte trasera de la aeronave se ubica una bodega con capacidad para 200 botellas de vino -la mayor del mundo dentro de un avión- y otro espacio dedicado al ocio y el entretenimiento.

Y entre los dos lugares de reunión en ambos extremos del aparato están colocados los 88 asientos de piel instalados de dos en dos con una especie de mesa-armario divisoria entre los dos asientos que puede modelarse para acercar a la pareja o aislar al pasajero individual.

El avión dispone de tres filas de asientos dobles. La fila central está colocada de forma que la cabeza no coincida con la de los asientos de los lados. La silla se convierte en una cómoda cama de 1,90 metros de largo. Si algún equipo de baloncesto alquila el aparato, se puede tratar con la empresa la reducción de asientos a cambio de extender las camas para dormir.

La tripulación cuenta con una docena de mayordomos que hablan entre todos más de 30 lenguas. Los dos pasillos entre las tres filas de acogedores asiento-cama permiten el cruce de dos personas sin rozarse ni hacer piruetas de gimnasia para sortear los obstáculos. Ante el asiento de cada pasajero se abre un infinito mundo de tecnologías, canales de tele y radio, y medios de comunicación; desde llamadas telefónicas y acceso a Wifi hasta una larga lista de películas para ver mientras el avión se mueve a unos 870 kilómetros por hora hasta 19 horas sin necesidad de aterrizar. Se puede alquilar de 1 hasta 28 días seguidos.

Además de mayordomos uniformados en lugar de azafatas, el Crystal Skye cuenta con servicio de plancha y lustrador de zapatos. Los pasajeros disponen de seis cuartos de baño totalmente equipados con lavabos, retretes y bidets, pero sin ducha puesto que la capacidad de almacenaje del agua no abarca hasta las duchas. El primer crucero más lujoso del mundo por el aire se inauguró el pasado mes de agosto en un viaje de la corporación Genting Hong Kong (grupo de constructoras) que llevó a 80 personas de Hong Kong a la isla polinesia de Tahiti parando en Fiji al precio de 15.000 euros (US$17.600 aproximadamente) por pasajero y viaje.

Los precios, como el itinerario, se hacen a medida de quien alquila el avión que está teniendo éxito en los países asiáticos aunque vuela por todo el mundo. Un vuelo de Londres a Nueva York sale a partir de 350.000 euros (US$411.000) que si logra llenar los 88 asientos cuesta 4.000 euros (US$4.700) por persona la ida entre ambas ciudades.

A media capacidad (44 personas), el doble el billete (8.000 euros de Londres a Nueva York). Los equipos deportivos -accesible al Real Madrid o FC Barcelona, pero no a los de tercera regional)- o campeonatos como Juegos Olímpicos o torneos de tenis apuntan a ser potenciales clientes del Crystal Skye que cuenta también con trasladar a comitivas de invitados a bodas desde la fría Rusia al Caribe. Un viaje por todo lo alto en comodidades y altura geográfica.

1 4

Foto:
2 4

Foto:
3 4

Foto:
4 4

Foto:

MÁS DE OCIO

Gastronomía 01/03/2024 Esto cuesta un estatus VIP en uno de los restaurantes más populares de Nueva York

El nivel Amigo de US$5.000 de Gjelina dará a los comensales una cuenta de la casa con una cuenta de ese importe, además de un número de teléfono para hacer reservas prioritarias

Cultura 28/02/2024 ‘Palabras mayores’, un libro útil para quienes son amantes del periodismo deportivo

La obra de Carlos Antonio Vélez, que relata su carrera profesional, anécdotas en el fútbol y desafíos en el negocio del balompié, proyecta vender más de 5.000 ejemplares

Cultura 29/02/2024 Un pintor cubano innova en el arte volviendo hojas de tabaco en obras libre de humo

El arte resultante adquiere los tonos ámbar terrosos de una hoja de tabaco seca y resalta la textura elevada de sus venas, lo que hace que su trabajo sea único