Los espacios sociales han tenido que adaptarse a esta nueva realidad en la que prima dos aspectos: la bioseguridad y la conexión con la naturaleza

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Debido a la pandemia las tendencias en temas como el diseño de interiores han cambiado de manera significativa, más aún cuando se habla de espacios públicos o compartidos, como es el caso de los hoteles. Natalia Heredia, socia fundadora y directora del estudio Interior1, habló con LR sobre estas tendencias en interiorismo en estas zonas y resaltó la importancia del uso de las plantas como un elemento referente en la conexión con la naturaleza.

“La biofilia, que es la conexión entre la naturaleza y el ser humano, se ha visto muy fortalecida pues al estar encerrados durante tanto tiempo tenemos la necesidad de contar con naturaleza y con ventilación en los espacios. Todo lo relacionado con el uso de plantas y los espacios abiertos es una tendencia que ha venido muy fuerte desde hace unos años como una herramienta para incorporar el verde en los espacios y seguro se verá aún más fuerte en los próximos años por las condiciones actuales”, dijo Heredia.

LOS CONTRASTES

  • Natalia HerediaSocia fundadora y directora de Interior1

    “Dependiendo de la ubicación de los hoteles, variarán los colores, sin embargo las tendencias están enfocadas a lo minimalista y los colores de la naturaleza”.

De igual forma, se observa una tendencia hacia la desmasificación de los espacios en aras a disminuir las cantidades de personas que pueden estar en el mismo lugar y además asegurar las condiciones de distanciamiento social.

Por las mismas medidas de bioseguridad se está viendo en tendencia el uso de materiales más seguros como el cobre, que estudios científicos han demostrado puede frenar la propagación del virus.

En términos de colores y texturas, el estudio de diseño señaló que se mantiene la tendencia de ser fiel a los lugares de ubicación, pero se recomiendan colores más sobrios.