Con varios software, las empresas pueden mejorar su área de talento humano y retener talento

Jorge Hernán Peláez

Las empresas buscan cada vez más trabajadores que tengan especializaciones específicas con el fin de generar mayor valor a sus compañías. Es por esto que las áreas de recursos humanos necesitan cada día mayor apoyo en el análisis de datos para hacer una selección de personal adecuada.

En este contexto la tecnología ha desarrollado varias herramientas de software que ayudan a gestionar con éxito, no solo este proceso, sino otros como el de retener talento dentro de las empresas, que se ha vuelto uno de los mayores retos para las compañías.

Sobre estas herramientas y lo que han identificado al estudiar el patrón de conducta de varios trabajadores en la región, Carlos Alberto Santana, CEO de Acsendo, empresa que tiene un software de talento humano que ayuda en estos trabajos, habló en Al Paredón.

¿Cómo fue el desarrollo de este producto?
En mi experiencia laboral pude ver cómo se administraba el talento de las empresas y llegué a la conclusión de que en la mayoría de los casos había “dedocracia” y las decisiones respecto al talento humano casi siempre obedecían a resultados subjetivos.

Con base en eso empezamos a pensar en el emprendimiento, sabiendo que el departamento de Talento Humano, en general, no es tan estratégico, y no lo es, porque no tiene números, les faltan los resultados y los reportes a los gerentes para poder tomar decisiones.

¿Cómo fue la expansión?
Empezamos en Bogotá y vimos que aplicaba para Colombia. Además, nos dimos cuenta, a través de las estrategias de mercadeo, que la necesidad era exactamente la misma en todas las empresas y que el software aplicaba para prácticamente todo Latinoamérica, entonces, empezamos a tener los primeros clientes en México, luego aplicamos lo mismo para Chile y desde el año pasado empezamos en Brasil, donde ya tenemos 22 clientes.

¿Cómo observan la evolución del área de recursos humanos?
Cuando una junta directiva o una gerencia general define una estrategia, realmente para poder ejecutarla o llevarla a cabo, requiere de toda la empresa. Y el protagonista para que esa estrategia se ejecute es Talento Humano, a través de la generación de cultura. Lo que vemos es que ese rol estratégico no se está ejecutando, entre otras cosas, precisamente por falta de herramientas tecnológicas y, la imagen que se tiene hoy en día de esa área es precisamente que sirve para cumpleaños, la fiesta de fin de año, la contratación, la despedida y la selección.

Últimamente, se habla un poco más de capacitación, pero debería ser mucho más estratégica. Con eso me refiero a una alineación, que haya una alineación entre lo definido arriba y lo que queremos que todo el mundo haga, y ahí, es donde Talento Humano debería ser el protagonista.

Últimamente se oye mucho del gerente de la felicidad, ¿cómo observan ese fenómeno?
Es un concepto muy positivo. La felicidad hace alusión a muchas variables dentro de la organización, entre otras, lo que se pretende es que ese cliente interno nuestro, es decir, el colaborador, permanezca la mayor cantidad de tiempo con nosotros, y que, a la vez, sea muy eficaz. Ahí, la felicidad en el trabajo juega un papel definitivo para que queramos quedarnos y, no estemos constantemente buscando otro trabajo, lo que, entre otras, alude a la mala fama que tienen los millennials.

Yo creo que un buen manejo de la felicidad al interior de la organización es fundamental y tiene un impacto directo a la efectividad y rentabilidad. Hay muchas formas de trabajarla, una de ellas es la alineación, que es fundamental porque nos da propósito. De hecho, Harvard Business Review, recientemente sacó un informe en donde decía que alrededor de 7% de los empleados a nivel mundial, no se siente alineado o no sabe de qué manera impactan ellos con su trabajo en los propósitos y estrategia de la empresa y, si no hay un propósito, siguen buscando otra oportunidad laboral.

Pero, para que esto se dé, debemos tener una estrategia y no debe ser aleatorio. Debe haber una alineación entre la gerencia y recursos humanos, para definir muy bien el camino.

¿Cómo manejar la rotación del mercado, tanto a nivel empresas, como para los talentos o colaboradores?
Esa pregunta nos la suelen hacer permanentemente. En efecto, hemos podido ver con más de 300 clientes que tenemos en Latinoamérica, que la rotación se sigue incrementando y es especialmente porque la fuerza laboral de mayor volumen, los millennials, que son los que más rotan hoy en día, ya ocupan en este momento un tercio de la totalidad de nuestros colaboradores y luchar en contra de la realidad de los millennials es una batalla perdida.

Lo que debemos hacer es alinearnos con ellos, entenderlos, comprender lo que buscan, que entre otras cosas es que les demos feedback constantemente. No quieren esperar un año para que el jefe se siente y les diga qué han hecho bien y qué deben mejorar; lo que pretenden es que después de cierto tiempo o después de cada proyecto, se les diga qué pudo estar bien o qué mal.

Nosotros tenemos identificado, es uno de los motivos principales por los que los millennials dejan sus empresas por falta de un feedback continuo, y en paralelo, algo importantísimo es el reconocimiento.

Volviendo a la empresa, ¿cómo los ha recibido el mercado?
Con el software hemos identificado que a donde hemos llegado, hemos generado valor; sobre todo en empresas medianas y grandes que identifican ya la necesidad de una estrategia y que, en ese proceso, Acsendo juega un papel fundamental para entregarle herramientas, reportes y para entregarle números, de tal forma que todos los gerentes de las empresas puedan tener reportes para poder tomar decisiones objetivas.

El Gobierno y el Congreso vienen adaptando unas iniciativas para cambiar la forma de contratación, donde se busca que sea por horas y que haya flexibilidad para ciertas compañías, ¿qué opina Acsendo de estos proyectos?
Creemos que la realidad es esa. La tecnología o los emprendimientos están cambiando las realidades y no solamente en Colombia. Si vemos otros países, Argentina, por ejemplo, generó un debate impresionante al respecto, pero hay otros países latinos que ya están más avanzados que nosotros, en donde, lo que buscan es precisamente adaptarse a sus nuevas realidades de trabajo, en donde la tecnología juega un papel fundamental.

Nosotros vemos que tarde o temprano, no solamente en Colombia, sino en todo el mundo, este tipo de iniciativas van a surgir y seguramente van a terminar ejecutarse, porque de lo contrario, va a haber una diferencia entre lo que realmente está ocurriendo versus las leyes que tenemos en nuestros países.