Esta decisión, de llevarse a cabo a nivel global, impactaría la imagen de influencers y marcas que basan sus ingresos en el número de likes que reciben

Diario Financiero - Santiago

Instagram de Facebook prueba eliminar el número de "me gusta" en las publicaciones, una medida en línea con otras redes sociales como Twitter, orientados a hacer de sus plataformas lugares más agradables para sus usuarios.

La prueba inició en mayo en Canadá y ahora se suman Australia, Italia, Irlanda, Japón, Nueva Zelanda, y en la región Brasil.

La plataforma, con 1.000 millones de usuarios hasta junio de 2018, ha explicado a través de su cuenta oficial de Twitter que se trata de una medida que busca centrar la atención en el contenido más que en el número de likes. "Queremos que sus amigos se centren en las fotos y los videos que comparte, no en la cantidad de 'me gusta' que reciben", indica. Los usuarios aún podrán seguir viendo esos likes, pero no así sus seguidores.

Esta decisión, de llevarse a cabo a nivel global, impactaría la imagen de influencers y marcas que basan sus ingresos en el número de likes que reciben, según dice a Verne Rubén Darío Vázquez, profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México y asesor en estrategias de comunicación digital. "Instagram tiene un problema de bots [robots], donde muchos usuarios compran likes y donde se ven 'métricas de vanidad'. Es decir, son infladas artificialmente en muchas ocasiones", señala.

La compañía, propiedad de Facebook, pudo haber basado su decisión en un informe de la Sociedad Real de Salud Pública desde 2012, (Royal Society for Public Health) de Reino Unido calificó a Instagram como la peor red social para la salud mental de los jóvenes. Y es esta red la más usada por este sector, con un 41% de usuarios menores de 24 años.

Para Vázquez, esta decisión poco tiene que ver con la ansiedad de sus usuarios. "Si así fuera, no permitiría que el propio usuario vea cuántos likes tiene", indica. "Es una decisión para evitar las cifras de vanidad o un número de likes inflado", indica.

Además, desde el año pasado, Instagram inició una pelea contra las cuentas falsas, ya que se estima que hay alrededor de 74 millones de perfiles ficticios.