.
CONSTRUCCIÓN Repensando las oficinas en construcción
viernes, 5 de marzo de 2021

Las empresas deben hacer la transición, la transformación de los espacios, y es algo que debe comenzar mucho antes, en principio, repensando hacia dónde quieren llevar su organización y a su fuerza laboral

Marta Gallo

La pregunta que más se hace por estos días en el mundo laboral es: ¿Cómo serán las oficinas del futuro?, ¿Van a desaparecer las oficinas? ¿Nos quedaremos trabajando desde casa para siempre?

26 años trabajando en el mundo de la arquitectura, el diseño y construcción de espacios para diferentes sectores, entre ellos el corporativo, nos ha demostrado la importancia y la clave del diagnostico a la hora de proponer el diseño para una oficina. Las necesidades puntuales de los clientes hacen que cada espacio sea pensado de manera personalizada. Eso nos ha llevado a hacer profundos estudios, no solo enfocados a los espacios si no a la gente como centro y alma de las oficinas.

Los resultados de estas investigaciones han puesto sobre la mesa preguntas como: ¿Por qué creemos que las personas ya no están interesadas en pasar tiempo con otra gente y más cuando de trabajo colaborativo se habla? ¿Creemos que una video llamada satisface adecuadamente nuestras necesidades de conexión humana y facilita el trabajo en equipo? La respuesta es un rotundo NO, entonces ¿Por qué las empresas están tomando decisiones basadas en la suposición de que los seres humanos no tenemos una necesidad de relacionamiento social? ¿Por qué las organizaciones trasladaron la responsabilidad de escoger desde donde se debe trabajar en sus empleados?

Es momento de que las Empresas y sobre todo las áreas de recursos humanos y directivas, repiensen el futuro de sus oficinas. Si bien es cierto que las organizaciones se están alejando de las oficinas tradicionales, el nuevo enfoque que deben tener estará más orientado a cómo quieren que esos espacios corporativos reflejen las necesidades de sus empleados, los flujos de trabajo, como realmente las personas interactúan entre sí, dependiendo del tipo de trabajo que estén haciendo. Esto nos lleva a oficinas con diseños móviles que puedan tener flujos colaborativos que se conviertan rápidamente en espacios individuales, pero el reto está en que estos entornos convivan en un mismo lugar, casi como unas fichas de lego y se adapten con inmediatez a la necesidad de los equipos de trabajo.

La gente está empezando a darse cuenta de que necesitan contar con diferentes tipos de infraestructura, diferentes espacios dentro de una misma planta de oficina abierta para realizar todas las diferentes actividades. Habrá partes de nuestro día en las que necesitemos ir a un espacio para concentrarnos, hay partes del día en las que estaremos felices de pasar un rato con nuestros colegas. Y hay ocasiones en las que realmente necesitamos tener un momento a sola donde prime la concentración y el trabajo individual. El trabajo basado en actividades es el nuevo concepto en donde los empleados eligen entre una variedad de espacios de trabajo.

Entonces las oficinas del futuro deben brindar la posibilidad no solo, de tener una silla ergonómica, o un escritorio espacioso, si no de trabajar en escritorios donde podamos estar de pie, en salones para grupos pequeños o en salas de reuniones, trabajar con café en la cafetería de la compañía, o en una sala donde se puedan tender en el piso, entornos emergentes que bajen los niveles de ansiedad y estrés. Convertir la oficina en ese lugar donde sueñes cada mañana en ir a trabajar es el nuevo reto de la cultura organizacional, el lugar donde las personas les sobren las razones para ir y aquellos que generen confianza espacial.

Todo esto sin dejar a un lado una parte fundamental: La integración de la tecnología. Cuando hablamos de tecnología no solo nos referimos a dispositivos que usan los empleados para analizar, comunicarse, crear etc, sino a la tecnología enfocada al cuidado, salud, y sanitización de los espacios, teniendo en cuenta que estos deben adecuarse correctamente para que impulsen a esa transformación digital.

Independientemente del diseño de oficina que se escoja incluso mucho antes que nosotros los arquitectos y diseñadores comencemos a hacer las propuestas, renders, scketches, mi llamado a las empresas es a hacer la transición, la transformación de los espacios debe comenzar mucho antes, comienza repensando hacia donde quiere llevar su organización y a su fuerza laboral, comienza analizando que debemos hacer por nuestra gente por nuestros empleados, que necesitamos en términos de productividad, en términos de ingresos e impacto hacia nuestros clientes. Debemos encontrar de nuevo las interacciones que hemos perdido pero sobre todo el limite entre la vida en casa y nuestra vida laboral en las oficinas.